09 de noviembre de 2017
09.11.2017

La vergüenza incesante de los paraísos fiscales

Lo de Bono no es nada comparado con el dinero que se ahorran multinacionales como Nike o Apple

09.11.2017 | 00:28
La vergüenza incesante de los paraísos fiscales

Qué tienen de común un músico filantrocapitalista como el irlandés Bono y empresas multinacionales como las estadounidenses Nike o Apple? Que uno y otras aprovechan todo tipo de resquicios legales, la existencia de paraísos fiscales y la insolidaridad de ciertos países de la UE para, con ayuda de bufetes especializados, pagar menos impuestos.

El nombre del cantante de U2, al que gusta presentarse como luchador por un mundo mejor, figura en los documentos publicados por el Consorcio de Periodistas de Investigación sobre esas prácticas y bautizados los "Papeles del paraíso". Según sus investigaciones, Bono tiene participaciones en un centro comercial de Lituania llamado Ausra por intermedio de una sociedad pantalla radicada en Malta, sustituida luego por otra con domicilio en Guernsey, en el canal de la Mancha. Es difícil explicarse lo que pinta Bono como copropietario de un centro comercial en un país báltico, pero, según el "Süddeutsche Zeitung", uno de los periódicos que colaboraron en la investigación, esa pequeña aventura representa sólo una "parte minúscula de sus inversiones". Otra sociedad pantalla también domiciliada en Guernsey apunta a Alemania y a la propiedad de un gran complejo de oficinas en Duisburgo, en el que el músico tendría una importante participación.

Pero lo de Bono no es nada comparado con el dinero que se ahorran multinacionales como Nike o Apple con ayuda de países europeos como Irlanda u Holanda, que han venido cumpliendo la función de paraísos fiscales. Según el "Süddeutsche Zeitung", en el último año fiscal Apple pagó fuera de Estados Unidos tan sólo 1.700 millones de dólares por las ganancias obtenidas, lo que equivale a una carga fiscal de sólo un 3,7%. Y Nike fundó en las Bermudas varias sociedades "offshore" a las que las filiales de Nike en todo el mundo pagan cientos de millones de euros por utilizar su marca, lo que le permite reducir también drásticamente los impuestos que paga.

En los "Papeles del paraíso" figuran también nombres de personas del mundo del deporte y del espectáculo que han invertido en fondos de inversión que, en lugar de construir, se dedican a la compra de viviendas viejas en el centro de las ciudades para, una vez que se deshacen de sus viejos inquilinos, rehabilitarlas y pedir luego alquileres que nadie con un sueldo normal puede pagar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine