Zamoreando

El que esté limpio de culpa...

A Ciudadanos empiezan a salirle ranas algunos cargos electos

26.08.2016 | 00:04
El que esté limpio de culpa...

Que lance la primera piedra, concluye el popular dicho. Sentencia que sería aplicable a Ciudadanos. Porque mientras el partido de Albert Rivera está mirando con lupa y uno por uno la dimisión de cargos corruptos en el Partido Popular, a Ciudadanos le salen rana algunos de sus cargos electos. Y como en Ciudadanos no cuentan con el preciado don de la profecía, que por algo es un don sobrenatural, realizan fichajes comprometidos que no se sostienen. Item, Ciudadanos también tiene imputados en sus filas y, entre sus cargos, hay quienes ya han tocado poder con otras siglas. Parte del crecimiento de la formación naranja, se debe a la fuga de importantes miembros de UPyD. El propio Rivera comenzó su andadura política como miembro del PP. Si no recuerdo mal fue militante de Nuevas Generaciones. Es decir, que ni tan nuevos ni tan impolutos.

A lo que voy, encuentro que Ciudadanos pone sobre la mesa excesivas condiciones, muchas exigencias al Partido Popular. Y se pasa. Me encanta todo lo relacionado con la corrupción. Hay que cortarla de cuajo y hay que evitar que la política española de altos vuelos se enfangue más de lo que está. Vale ya de que la prensa extranjera señale con el índice acusador a los políticos españoles cuando, en realidad, no se puede generalizar. Si el Partido Popular sigue teniendo bajo su ala protectora a corruptos que los ponga de inmediato fuera de juego de por vida, porque el que la hace una vez, repite, sobre todo cuando se toca poder tan lleno de trampas para pecar por ese lado.

Pero es que eso reza con todos. Ni que decir tiene que Sánchez debe hacer introspección y poner la mirada en Andalucía, una cloaca mucho mayor que la de Valencia. Llevamos años con los Ere y otras diligencias socialistas y eso ya parece el cuento de nunca acabar. Y si hablamos de Podemos, entre su apoyo a los terroristas de Eta, su dudosa financiación y lo que se está viendo desde que gobiernan en algunas ciudades, la cosa no pinta nada bien.

De sinvergüenzas no está libre ni un solo partido. Lo malo es cuando el partido mira hacia otro lado, consiente o no es lo suficientemente firme. Hay que ser duro contra los que llegan al cargo dispuestos a enriquecerse. Aunque no tenga que ver con la corrupción, me gustaría saber qué piensa Albert Rivera del concejal de Ciudadanos en Jerez de la Frontera, detenido en Bilbao por malos tratos a su novia. El susodicho no solo lo niega, sino que su versión y la de su pareja, difieren sustancialmente. A lo mejor a Mario Fernando Rosado, que así se llama el edil jerezano, hay que aplicarle la presunción de inocencia. Hágase con todos. Y cuando ya no quede resquicio alguno sobre la credibilidad y con el fin de no meter la pata, óbrese en consecuencia.

Hay que ver la cantidad de exigencias que plantean 32 escaños a 137 de los mismos. Lo gracioso es que se habla bien ahora desde la oposición o desde la nada pero ya verán estos, los otros y los de más allá en cuanto se entre en harina de gobierno y sea Bruselas quien marque los tiempos, las actuaciones y todo lo demás. Pertenecer a la UE no es tan fácil como algunos señalan. Supongo que a ningún líder le gusta tener que plegarse a los dictados de la UE. Eso sí que son exigencias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine