22 de marzo de 2016
22.03.2016
La columna del lector

Pregón de la Semana Santa de Zamora en Valladolid

22.03.2016 | 00:14

En la tarde del pasado viernes, día 11 de marzo, asistí como zamorano y amante de mi tierra, al pregón de la Semana Santa de Zamora en Valladolid que pronunció Francisco Somoza Rodríguez-Escudero, en la Casa de Cultura Revilla.

Por medio de estas líneas, quiero dar públicamente las gracias a la directiva de la Casa de Zamora en Valladolid por la acertada elección del pregonero Francisco Somoza Rodríguez-Escudero, un hombre del Renacimiento, con una personalidad creativa, como puso de manifiesto en su pregón, sabiendo compaginar, en todo momento, la palabra con la imagen y para culmen el bombardino, esa actuación solamente pude ser propia de una hombre del Renacimiento. Ha roto moldes en los tradicionales pregones para bien.

A mi humilde juicio hizo una magnífica exposición-reflexión de la Semana Santa de Zamora, que al ir acompañada de sus láminas en pantalla te hacía vivir ya la Semana Santa, el sentimiento se respiraba en el ambiente de la sala. Con su discreción y efectividad podemos decir, sin temor a equivocarnos, que Francisco Somoza es un gran embajador de todo lo zamorano en el mundo entero, como dicen los más jóvenes, en el mundo mundial.

Francisco Somoza nos deleitó con un pregón brillante, gráfico, breve y lleno de sentimiento a la vez, pero sin omitir lo esencial, y los momentos, pasos, lugares, cantos, misereres, más importantes de la Semana Santa de Zamora, citando y recordando, era de justicia, a los principales imagineros zamoranos, Ramón Álvarez, Ricardo Flecha, Hipólito Pérez Calvo, a los poetas Jesús Hilario Tundidor y a García Calvo, etc? todos estaban en nuestra mente, pues no hay lugar para el olvido.

La marcha fúnebre de Thalberg siempre mueve sentimientos.

Me impresionaron las notas del bombardino que acompaña la procesión de las capas pardas del miércoles santo, algo verdaderamente fuera de serie.

Estuvo usted brillante, don Francisco, porque lo bueno, si breve, dos veces bueno (padre Gracián). Usted lo consiguió con matrícula de honor. Se notaba que hablaba el corazón.

Nos preparemos para vivir y si es posible visitar la Semana Santa de Zamora y sus pueblos.

¡Anímense!, les gustará. Feliz Semana Santa.

Pedro Bécares de Lera (Zamora)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine