14 de febrero de 2016
14.02.2016

Un paseo alrededor del primer recinto amurallado

La calle de los Herreros se llamó antes la Alcazaba porque había un castillo o torre con una puerta con ese nombre

13.02.2016 | 23:55
Un paseo alrededor del primer recinto amurallado

Situémonos en el siglo XIII para conocer por donde discurría el recinto amurallado de la ciudad zamorana en aquellos tiempos.

Comenzamos nuestro recorrido desde la llamada Puerta de Olivares, hoy conocida también como Puerta del Obispo, para seguir por las Peñas de Santa Marta desde las que se domina una amplia panorámica del Duero. En la actual Cuesta del Pizarro estaba la Puerta de San Pedro cuyos vestigios se advierten junto a los arbotantes de la que actualmente conocemos como iglesia arciprestal de San Ildefonso; continuaba la muralla por donde, en otros tiempos estuvo el Convento de las Religiosas descalzas y seguía hacia la pendiente de San Cipriano, donde había otra puerta de la que hubo patentes señales hasta comienzos del pasado siglo; dominaba allí la torre de la iglesia de San Cipriano que mandó construir el rey Alfonso V, conocido como "el de los buenos fueros". La muralla se prolongaba después hacia la subida de la Alcazaba (que hoy conocemos como Cuesta de Alfonso XIII), recordemos que la típica calle de los Herreros se llamó antes calle de la Alcazaba; aquí había un castillo o torre con una puerta que llevaba aquel nombre y la muralla seguía por las rocas que dominaban la subida de Balborraz para atravesar la Plaza Mayor, donde se abrió por entonces una puerta nueva, que coincidía frente a la rúa Vieja (de ahí el nombre de la iglesia que se construyó por entonces y que conocemos como San Juan de Puerta Nueva), continuaba la muralla por la que se conoció como Trascastillo (actualmente es la calle Ramón Álvarez), llegando a donde fue el castillo de doña Urraca, punto en que se abría la muralla con dirección hacia San Martín y allí podemos contemplar todavía los restos de la Puerta del Mercadillo desde la que la muralla se unía a la Ciudadela para llegar al punto que señalamos de partida.

Prácticamente, la población se encontraba dentro del recinto descrito, aunque también había algunos núcleos de población extramuros, entre los que destacaba Olivares con su iglesia de San Claudio, la de Santiago de los Caballeros y posiblemente con un caserío mayor del que hubo en tiempos recientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine