La columna del lector

Tiempos de melancolía

07.09.2015 | 23:42

Si el miedo o la tristeza duran mucho tiempo, tal estado es propio de la melancolía ) - Hipócrates.

En el Palacio de Villena, del Museo Nacional del Escultura de Valladolid, permanecerá abierta hasta el día 12 de octubre, festividad de la Virgen del Pilar, la exposición titulada "Tiempos de Melancolía - Creación y desengaño en la España del Siglo de Oro".

El fondo elegido para la exhibición de las piezas es el color plomo, el del metal de Saturno, para recordar que todos los melancólicos, según creencia antigua, habían nacido bajo el sol de Saturno, ha manifestado María Bolaños, comisaria de la exposición.

Hasta el momento de escribir estas líneas, he visitado la exposición en dos ocasiones y, presumiblemente, lo haré en alguna otra ocasión más antes de su cierre. Les recomiendo su visita y les anticipo que deben mentalizarse para ir sin prisa, y hacer la visita lentamente, leyendo los comentarios que aparecen en las distintas salas sobre las obras que cuelgan en la misma, y así comprender mejor lo que se expone, pues las obras, como podrán apreciar si finalmente toman la decisión de visitar la exposición, les garantizo que no se arrepentirán, son únicas.

Las obras que se exponen son de pintores, artistas y escultores de reconocido prestigio internacional, Durero, El Bosco, El Greco, Diego Polo, Vicente Carducho, José de Ribera, Pedro Pablo Rubens ("Saturno devorando a un hijo"), Luis Salvador Carmona, (natural de Nava del Rey), Alonso Cano, Pedro de Mena, Alonso Berruguete, Francisco Ribalta, Francisco de Zurbarán, etc?

A través de las distintas salas de la exposición se va desarrollando el concepto de la melancolía, mito inventado en Grecia que se ha ido trasmitiendo de generación en generación, que ha ido tomando cuerpo en diversos campos como lo son la medicina, la literatura, el arte y en el pensamiento en general.

Los cuatro elementos de la naturaleza -aire, agua, tierra y fuego- aparecen para simbolizar el origen de la melancolía, según una teoría medicinal de la época "que ahora se ha vuelto del revés, al considerar que brota de las experiencias de la vida".

"La melancolía se relacionó pronto con la creatividad, la locura, la genialidad, la muerte o la religión, y los españoles representamos su quintaesencia como dejaron escrito numerosos viajeros de la época", ha apuntado la comisaria de la exposición, antes de mencionar a la literatura, el arte, la medicina, el teatro y la astronomía entre otras disciplinas donde se puso de manifiesto.

Esta exposición itinerante es el resultado de las ilusiones, esfuerzos, trabajos y colaboraciones de la Fundación "La Caixa", del equipo de técnicos y estudiosos del Museo Nacional de Escultura, de los autores del Catálogo y de todas aquellas personas y organismos que de forma desinteresada y con ilusión han trabajado incesantemente para que el proyecto sea una realidad; merece especial mención su comisaria, doña María Bolaños, y los distintos especialistas que han realizado la elección de las obras y los comentarios de los textos; estos últimos, de especial importancia para seguir la exposición.

Teniendo en cuenta la brevedad de nuestras líneas, pero tratando de dar una visión lo más clara posible, diremos que según estudios realizados nació en Grecia, de la mano de Hipócrates, que organizó la teoría de los humores.

"La melancolía se ha considerado una dolencia marcada por su ambigüedad, en tanto que el mismo melancólico que se sienta apático, reducido al estado de piedra?".

La exposición comienza con grabados de Alberto Durero y continúa en varias salas, donde se van exponiendo las distintas obras relacionadas con la melancolía a través de los tiempos y en distintos escenarios; mención especial merece a nuestro juicio la melancolía en el escenario cristiano.

Mi consejo es que visiten la exposición, es única y presumo que ya en Valladolid, no tendrá oportunidad de tener en el mismo conjunto expositivo la variedad de tan importantes obras de arte y si su presupuesto se lo permite, seguro que sí, les recomiendo adquieran el Catálogo, pues así podrá, previa su lectura, tener una más clara visión de "Melancolía" y recopilados los textos que aparecen en las distintas salas explicando su contenido y unas láminas de las obras de arte de una nitidez suprema.

El sentimiento de culpa, el arrepentimiento, la soledad, el misticismo y la meditación son algunas de las consecuencias de ese ambiente que se puede apreciar, entre otras obras de la exposición, en un "San Pedro en lágrimas" de Murillo (Museo de Bellas Artes de Bilbao), en sendos filósofos, "Demócrito" y "Heráclito", firmados por Ribera, y en un "San Jerónimo penitente" llegado desde el Thyssen y también de este último pintor. Anímense a visitar la exposición, sabido es que la cultura no admite disculpa, máxime estando en nuestra comunidad autónoma a continuación comenzará una itinerancia por Valencia y Palma de Mallorca.

Pedro Bécares de Lera (Zamora)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine