Y ahora en unión

Si las locales han sido una estocada para el PP, las generales pueden ser su puntilla

27.07.2015 | 08:57
Francisco Molina

T ras el descubrimiento hecho por el pueblo español en las elecciones europeas de que el voto es secreto y por tanto tú puedes decir misa y por el contrario votar al diablo, (en venganza por los castigos a los que te ha sometido el dios de los Poderosos), cada nueva elección va a ser trascendente.

Si las elecciones locales han sido una estocada para el PP, las generales pueden ser su puntilla.

En este sentido conviene recordar nuestro propio escrito ("Maldita autoestima") y el contundente texto de Agustín García Calvo ("Enorgullécete de tu fracaso") para que quien se haya equivocado corrija su error y no se mantenga en sus trece por eso de "salvar el pellejo intelectual". Fracasar no es malo, pero propiciar el fracaso por cabezonería sí.

Por lo tanto, ciñámonos a los números. Y cojamos como pieza de laboratorio Zamora puesto que no tenemos nada de especial (no era cierto que aquí, hiciera lo que hiciera, siempre ganaría el PP).

En las elecciones al Ayuntamiento de Zamora los resultados fueron (redondeando): PP que sacó 10.400 votos. IU que obtuvo 9.400, PSOE con 5.500, Gana Zamora 1.200 y Ahora Decide (escisión del PSOE) 600. Dado que todo el mundo dice haber votado a Guarido por ser Guarido es evidente que una unión que él hubiera encabezado hubiera logrado (uniendo a los afines): 9.400 (de IU) + 1.200 (de GZ) + 600 (de Ahora Decide) = 11.200 votos.

Es decir Guarido hubiera sido alcalde con once mil votos directos, quedando por delante del PP. Es cierto que habría gente que a lo mejor no hubiera votado a Guarido, si lo apoya Podemos. Pero ¿Cuántos? ¿700? Aún así hubiera quedado por encima del PP.

Se ha dicho lo dicho para apoyar lo siguiente: Ahora vienen las generales, donde se eligen tres diputados nacionales por Zamora. Pues bien, si uno de esos tres no fuera del PP, ni del PSOE y si de los hartos, eso significaría que en España la regeneración absoluta, la política realmente social, y la defensa de lo de todos tendría mayoría absoluta.

Pero para que eso ocurra no hay otra fórmula que lo que se ha dado en llamar Ahora en Común (unión y aglutinante de partidos, movimientos, plataformas, personalidades, organizaciones sociales, etc.).

Eso sí, siempre que en Ahora en Común esté también Podemos, porque?

En las pasadas elecciones generales en Zamora los resultados fueron: PP que obtuvo 68.000 votos y se llevó dos diputados. El PSOE que con 35.000 y se llevó uno. E Izquierda Unida que con 6.000 no obtuvo ninguno. Considerar que el PP pierda 18.000 votos y se quede en 50.000 es un dato sensato. Lo mismo que pensar que el PSOE pierda 8.000 y saque 27.000 votos.

Pues bien, con esos resultados, para quitar un diputado a los de la casta política de altura, habría que superar los 25.000 puntos que salen de dividir el resultado del PP por dos (Ley D'Hont) asunto solo posible con los 6.000 votos de IU más los que aporte Podemos, más los de Ahora Decide, más los que suscite la ilusión de ver a la gente unida en una especie de referéndum español diciendo "no" a la política de tierra quemada de los pudientes. Jugar a que suene la flauta por eso de que si tropiezas y no caes avanzas más deprisa, no es de recibo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine