EDITORIAL

La huelga no resuelve nada

El paro general convocado para el próximo miércoles no servirá para aportar soluciones a la profunda crisis que atravesamos y que requiere un esfuerzo colectivo.

 12:13  

El próximo miércoles hay convocada una huelga general en España que coincide con una de las crisis económicas más profundas que se recuerdan. La convocatoria retardada de los sindicatos responde a una reforma laboral que si bien por una parte recorta algunos de los derechos de los trabajadores hasta ahora vigentes, por otra resulta insuficiente para reactivar el mercado laboral necesitado de medidas que permitan la creación rápida de puestos de trabajo y una agilización de la contratación para combatir una tasa de paro realmente insoportable y sin comparación en el entorno europeo. Las numerosas razones que esgrimen los sindicatos para la convocatoria del paro no la eximen de inoportunidad, al tiempo que ponen de manifiesto sus propias carencias: han dejado pasar más de dos años de negociaciones con la patronal sin llegar a ningún acuerdo y sin proponer ninguna revisión, aún a sabiendas de que era necesaria, para limitarse a poner la proa a la reforma una vez aprobada. La postura del Gobierno ante la crisis, errática y lenta hasta la exasperación, tampoco ha contribuido a alcanzar un consenso que era más necesario que nunca.

España atraviesa un momento delicado, cuya superación resultará aún más difícil sin la contribución de todos: sindicatos, partidos, patronal, Gobierno... Salvando las distancias, los Pactos de la Moncloa deberían de ser un referente para todos los implicados a la hora de plantear una salida consensuada a la actual crisis.

El país necesita decisiones drásticas para mejorar la competitividad y elevar su productividad. Cualquier otro enfoque nos condena a empobrecernos más. Hay que recobrar la confianza de los mercados. Y no parece que una huelga general sea la mejor manera de conseguirlo. Se está demostrando en Francia en estos momentos de incertidumbre. Y se demostró antes del verano con las diferentes convocatorias que paralizaron repetidamente la actividad económica en Grecia. La solución que proponen los sindicatos es regresiva y sólo conduce a empobrecernos más y a vivir peor.

  HEMEROTECA

Los blogs de laopiniondezamora.es

Vivir el flamenco

Felix Rodríguez trata el mundo de flamenco desde este completo blog

 

Deporte & Medio

El blog de Manuel López-Sueiras. Sobre deporte y medio ambiente

 

Blog fotográfico

Las mejores imagenes captadas por la cámara de Emilio Fraile

 

Fondo Sur

El Zamora C.F. como tema principal del blog de Manuel Herrera

 

Por la escuadra

El blog de Elena Martínez. Un punto de vista femenino sobre el fútbol.

 

Mejor con palomitas

La visión  de Miriam Sánchez sobre cine, series y otras ficciones

 

En clave de Z

El Blog de la cultura musical zamorana. Por Jesús M. Calleja

 

Suscríbete a la edición papel

Suscripción La Opinión papel

Desde tu ordenador

Recibe el periódico en tu casa todos los días. Es rápido, cómodo y sencillo.
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN DE ZAMORA |  LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES |  PROMOCIONES    PUBLICIDAD:  TARIFAS |  AGENCIAS |  CONTRATAR  
laopiniondezamora.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondezamora.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya