Canal de esquí
NOTICIAS

¿Cómo reconocer si hay riesgo de alud en la montaña?

Las fuertes nevadas caídas llevan la ilusión a muchos aficionados, pero hay que saber orientarse en la montaña

06-03-2018Meneame
Trabajos de rescate tras un alud en Bulgaria.
Trabajos de rescate tras un alud en Bulgaria.. GETTY.

Las fuertes nevadas que han caído sobre buena parte de España ilusionan a esquiadores y 'snowboarders'. Pero la nieve también esconde peligros. Uno de ellos son los aludes. Reconocer el terreno y las características de las avalanchas es importante para saber evitarlas.

Existen tres tipos de avalanchas. La de 'nieve polvo' suele producirse en las 24-48 horas posteriores a la nevada. Suele producirse de forma espontánea por las grandes cantidades acumuladas en las faldas de la montaña y que ésta no puede contener.

Las 'avalanchas de placa' son las más impredecibles, motivo que las convierte en las más peligrosas. Se forman por la ruptura de una capa de nieve que se desliza sobre otra. Los elementos externos que pueden provocar este fenómeno son los esquiadores y 'snowboarders' por el efecto de sus herramientas.

Por último, los denominados 'aludes de fusión' surgen por el efecto del calor o de la propia lluvia, que rompen la cohesión de la nieve. Pueden mover una gran cantidad de nieve, pero son más predecibles.

Este vídeo de 2013 muestra al freerider Aymar Navarro escapando de una avalancha:

Las estaciones de esquí disponen de los boletines de aludes, donde se da información de las escalas de peligro y las previsiones del clima (viento, manto de nieve, orientaciones, etc). La escala europea de peligro de aludes tiene cinco grados de probabilidad: 1 (débil), 2 (limitado), 3 (notable), 4 (fuerte) y 5 (muy Fuerte). El 0 implica que no hay riesgo de aludes.

Antes de decidir adentrarse en un terreno dudoso, conviene reconocerlo. Puede ocurrir que veamos una pendiente con mucha nieve, pero que debajo de esa primera capa haya un prado sin árboles ni rocas. Si esto es así, la nieve no queda estabilizada, lo que indica un grave riesgo de avalancha.

Para evitar cualquier clase de problemas, se recomienda esquiar siempre en compañía y portar un ARVA, un aparato transmisor-receptor que permite localizar a su portador en pocos minutos.


 

Esquí alpino

Esquí alpino Descubre su historia, todo el material que necesitas para practicarlo y todas las modalidades