Elecciones generales

¿De dónde sale el dinero de las campañas electorales?

Los partidos, cuya deuda superaba los 200 millones en 2013, disponen de fondos públicos según sus votos

03.12.2015 | 12:52
Preparativos para la campaña electoral del Partido Popular.

La llegada de las elecciones ha vuelto a poner sobre la mesa una vieja cuestión: ¿Cómo pagan los partidos políticos sus campañas electorales? Mítines, carteles, anuncios, propaganda, redes sociales? Una amplia panoplia de soportes que encuentran, básicamente, su financiación en fondos públicos, ya que se calcula que entre un 80% y un 90% de los recursos empleados por las formaciones españolas en las elecciones generales procede de ahí. El resto llega desde las aportaciones de los militantes, donativos privados y créditos bancarios.

La Ley Orgánica de Régimen Electoral General establece las cuantías de las subvenciones del Estado a los partidos políticos por sus resultados electorales, que tienen como objetivo compensar los gastos derivados de las actividades de las formaciones en período electoral. Lo que sigue es un desglose de las principales cantidades asignadas a los partidos recogidas en la página del Ministerio del Interior:

1.- Subvenciones por resultados electorales

-Subvención de 21.167,64 euros por cada escaño obtenido en el Congreso de los Diputados o en el Senado.
-Subvención de 0,81 euros por cada uno de los votos conseguidos por cada candidatura al Congreso, uno de cuyos miembros, al menos, hubiera obtenido escaño de Diputado.
-Subvención de 0,32 euros por cada uno de los votos conseguidos por cada candidato que hubiera obtenido escaño de Senador.

No obstante, existen límites. El Estado nunca abonará una cantidad superior a la que resulte de multiplicar por 0,37 euros el número de habitantes correspondiente a la población de derecho de las circunscripciones en los que se presente en cada partido.

2.- Subvenciones por envíos electorales

Los gastos derivados del envío de papeletas con el voto también cuentan con subvención por parte del Estado. En concreto, 0,18 euros por cada votante en cada una de las circunscripciones en las que haya presentado lista al Congreso de los Diputados y al Senado.

Sin embargo, dicha cantidad solo se abona si la candidatura obtiene el número de diputados o senadores o de votos precisos para crear grupo parlamentario en una u otra cámara. Aunque se consiga grupo parlamentario en ambas cámaras, la subvención solo se percibirá una vez.

Todas estas subvenciones se transfieren a los partidos con posterioridad a las elecciones. No obstante, el Estado concede un anticipo a los partidos, pero solo a los que ya hayan participado en las elecciones generales anteriores.

Del anticipo, que será del 30% de la subvención total conferida a ese partido tras las elecciones de 2011, quedarán así excluidos Podemos y Ciudadanos. Estos dos partidos han recurrido en los últimos meses a campañas de ´crowdfunding´ para financiar sus campañas.

Las cuotas de afiliados y simpatizantes, así como las aportaciones de las propias fundaciones de los partidos, son otras vías de financiación, aunque todas ellas, al igual que las subvenciones, los créditos de entidades financieras y los donativos, son auscultados hasta el más mínimo detalle por el Tribunal de Cuentas.

Los recientes escándalos de corrupción han propiciado tres reformas de la Ley de Financiación de Partidos Políticos desde 2007, modificaciones que han afectado sobre todo a los donativos privados, ahora mucho más reducidos. La Ley prohíbe las donaciones anónimas. Según el último informe del Tribunal de Cuentas, los partidos políticos españoles deben 205 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine