Balonmano

Buenas sensaciones para el MMT Seguros ante un Asobal

El equipo pistacho da la cara a pesar de esta derrota en pretemporada (28-22)

12.08.2016 | 23:20
Iñaki, en un momento del partido.

Derrota ante un adversario de superior categoría para el MMT Seguros en tierras ribereñas. Primer partido veraniego para el Villa de Aranda y primera victoria de los pupilos de Álvaro Senovilla ante el Balonmano Zamora de Eduardo García Valiente (28-22).

Muchas cosas aún que mejorar en los guerreros de Viriato, pero buenas sensaciones ante un conjunto Asobal al que, a pesar de ser nuevo prácticamente en todas las líneas, se le plantó cara durante el transcurso del encuentro.

Primera parte de imprecisiones y típica de pretemporada, con los mecanismos todavía por engrasar. Lo temprano del encuentro facilitaba la posibilidad de errores y ambos contendientes parecieron incurrir en ellos. Además, de forma no forzada. De hecho tan sólo la intensidad defensiva de Villa de Aranda y MMT Seguros parecieron enmascarar el estado de conocimiento de dos plantillas que, hasta el cuarto de hora apenas llegaron a cinco goles.

Comenzaría mejor la escuadra zamorana, que además llevaría la iniciativa durante el tercio inicial de la primera mitad. Con una defensa en adelantado e intensidad en la parte de atrás, a Aranda pareció costarle encontrar la meta de un Luis Posado que apenas pudo intervenir antes del descanso. Por el contrario, Ricardo Amérigo, cancerbero arandino, terminaría al final de los treinta minutos iniciales con un 40% de acierto en el arco. Buenas sensaciones en el arranque para los guerreros.

La igualdad era máxima y a cada acción local, le seguía una de los guerreros de Viriato. De este modo, los de Eduardo García Valiente terminarían por ponerse por delante en el luminoso con dos acciones desde los 7 metros. Peli no fallaba y con sendos tantos, los pistacho parecían coger cierto aire en el luminoso (2-4).

El resto del primer acto transcurrió por los mismos derroteros. Intercambio de goles velocidad con desajustes en unos equipos, que demostraron tener aún que trabajar varias facetas. Lo buscaría Zamora por medio de Mouriño y Rodri del Val, muy activo desde el extremo, pero pasado el minuto veinte, dos buenas acciones de Amérigo bajo palos darían el timón del encuentro por primera vez a los locales.

Las buenas maneras del meta andaluz harían además elevar la renta a dos tantos en los instantes finales. Raúl Nantes corría a la contra y sentenciaba con el 12-10, pero la exclusión postrera de Bojicic en defensa y un ataque relámpago que sorprendía a propios y extraños bajo la bocina, devolvía las tablas al descanso (12-12).

Tras la reanudación, mejor juego por parte de ambos equipos, pero siempre en cabeza un Villa de Aranda que no permitiría a los del MMT Seguros recuperar la iniciativa en el luminoso del pabellón burgalés. Mathias ajusticiaba entonces por bando arandino desde los 7 metros y Bicho desde el costado opuesto marcaba las diferencias hasta elevar a 6 (renta máxima del encuentro), el hándicap a favor de los del Príncipe de Asturias.

Con el encuentro roto 25-20, Senovilla daba minutos a los jugadores más jóvenes; mientras, el equipo zamorano trató de maquillar un tanto el electrónico. Había salido en la segunda parte Leonel Maciel en portería para candar la meta de los del Ángel Nieto, pero la buena efectividad amarilla, unida al acierto de Amérigo (acabó con un 37% bajo palos), impedía la proeza para un conjunto zamorano que acabaría cediendo por seis dianas de distancia.

Al final 28-22 para Villa de Aranda que se estrenaba con victoria ante los jugadores de Eduardo García Valiente, y mucho que mejorar en los dos equipos en lo que queda de verano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine