Balonmano | División de Honor Plata
ARS Palma del Río 2122Balonmano Zamora
 

ARS Palma del Río - Balonmano Zamora (21-22): El MMT Seguros logra un agónico triunfo que sabe a gloria

Octavio, prácticamente sobre la bocina, da la victoria en una de las pistas más complicadas

24.09.2015 | 01:02

El MMT Seguros Zamora consiguió una valiosa y trabajada victoria al ganar por la mínima al Zumosol ARS Palma del Río en una de las pistas más complicadas del grupo. Los zamoranos exhibieron un gran nivel defensivo y mandaron en el marcador desde el principio hasta los dos últimos minutos de juego, cuando su rival logró colocarse por delante. Sin embargo, en un final agónico, volvió a aparecer el mejor del partido, Octavio, para sentenciar.

El MMT Seguros Zamora salió muy enchufado en defensa al partido y de la mano de un superlativo Octavio se colocó en poco más de cinco minutos de juego con un 0-3 que dejaba helado a su rival y a gran parte de la grada. La conexión con el que a la postre sería el goleador del partido se rentabilizó en esos primeros compases de manera extraordinaria y puso los cimientos para que el grupo cogiera moral y seriedad en una pista tan complicada y caliente como es El Pandero, donde por momentos el jolgorio quedó silenciado.

Zamora aportaba agresividad en defensa y Palma del Río sufría lo indecible para ver puerta con relativa facilidad. Con problemas para correr y sin una circulación clara en las transiciones, los cordobeses sufrían hasta para encontrar una posición óptima de lanzamiento. Acumularon errores en esa suerte y la ventaja de más tres para el MMT Seguros llegó a ser de cuatro pasado el minuto diez, 2-6 después del primer tiempo muerto de los locales.

A la vuelta del parón el partido se animó mucho más. El entrenador palmeño Víctor Montesinos, que tenía con molestias a dos baluartes como Requena y Antonio Caro, supo mover su banquillo y aclarar conceptos. El siete local se agarró a la calidad incuestionable de Camino y el marcador se movería muchísimo más rápido que en el inicio del encuentro, aunque sin variaciones drásticas hasta cumplido el minuto veinte, 6-9. De ahí al descanso el Zumosol ARS Palma del Río apretó los dientes con una seis cero presionante que se le atragantó a Zamora. Con Octavio muy vigilado, el equipo pasó por momentos de apuros y tras una inferioridad se vio primero igualado y segundos más tarde superado en el marcador, 10-9. Con todo, al receso se llegó con empate a diez tantos y las espadas por todo lo alto.

A buen seguro que el entrenador pistacho, Edu García Valiente, aprovechó el descanso para aleccionar a sus pupilos y reparar errores anteriormente. Como tantas otras veces la victoria pasaba por la defensa y tras el reinicio los visitantes volverían a mostrar su mejor tono en esa faceta. Conseguida una vez más una renta de tres goles que los colocaba en posición cómoda, 12-15 en el minuto diez, llegaría uno de los momentos cruciales de todo partido. En esta ocasión con la forma de una más que rigurosa exclusión que se llevó muchísimas protestas desde el banquillo zamorano y a las que respondieron la pareja arbitral con alguna sanción.

El choque se calentó y la grada mantuvo el fuego alto con sus cánticos y su excelente ambiente de balonmano. Los cordobeses pusieron todo su arsenal en pista y los Moreno, Casado o Camino aportaron su granito de arena para ir enjugando distancias. Pero baste decir que todo sucedía muy poco a poco, con enorme esfuerzo y el reloj corriendo deprisa. Zamora tuvo la virtud y el empaque para no perderle nunca la cara al choque y batalló con gran esfuerzo físico en defensa para seguir mandando en el marcador, aunque fuera por la mínima. También fueron momentos en los que Abalos tiró de responsabilidad en ataque con goles fundamentales.

La igualada local a falta de cuatro minutos para la conclusión, 19-19, dio aún más emoción a un partido que ya era precioso de ver. Un dos minutos visitante a falta de tres ayudó a concluir un minuto más tarde la remontada cordobesa, 21-20. El tiempo muerto visitante dio el campanazo de salida a la resolución del partido. Los locales rozaron la gloria de la mano de Moreno, pero Zamora defendió con mucho orden bajo la tensión y Octavia, con un gol prácticamente sobre la bocina, selló una victoria que sabe a gloria por lo sufrida. Así, el MMT Seguros sigue avanzando con buen pie y este triunfo se suma al logrado la pasada jornada ante Antequera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine