Triana creía que rechazar la proposición sexual de Carrasco no afectaría a su futuro

La hija de Monserrat, autora confesa del asesinato de la presidenta de la Diputación de León, creyó mantener intacta su aspiración a ingresar en la institución provincial

21.01.2016 | 00:45
Triana declara en la segunda jornada del juicio

Apadrinada por un amigo de la familia, Triana entró en el PP en el año 2006. Respaldada también por el entonces presidente de la Diputación de León, Javier García- Prieto, y otros cargos del partido, la joven formalizó la afiliación y le dijeron que la tendrían en cuenta para conseguir un empleo. Mes y medio después la requirieron para presentar un presupuesto para un plan de modernización. Por ese trabajo cobró más de 5.000 euros y, según declaró, le iban a preparar una plaza para quedarse en la institución. Así inició hoy la acusada por la muerte de Isabel Carrasco el relato a su letrado sobre su llegada al partido y el comienzo de su relación con ella.

La convocatoria oficial de esa plaza se hizo en diciembre de 2009, cuando Carrasco ya era presidenta de la institución provincial y Triana fue requerida para preparar el temario de la convocatoria. "Me trataba bien, estaba muy pendiente de mí y yo me sentía cómoda porque me involucraba en muchas cosas", aseguró. A sus compañeros de la Diputacíón, donde "no se movía ni un folio sin que lo supiera Isabel, les sorprendía esa buena relación y Triana incluso les pedía que no hablaran mal de Carrasco en su presencia.

Poco después, recordó, para referirse al supuesto episodio de acoso, la llamó para requerirle su presencia en su casa para instalarle una aplicación. La cita se pospuso hasta el regreso de Carrasco de las vacaciones navideñas.

En ese encuentro, explicó en respuesta a su letrado, Carrasco la invitó a tomar algo antes de dirigirse al salón, donde tomaron asiento en un sofá a iniciaron una conversación. "¡Qué bien hueles!", le habría dicho la fallecida antes de acercarse a la joven y besarla en la boca. "Me sentí mal, asustada, yo no quería el plan que vi. Me quiso tocar y me agarró por detrás para que no me soltara y me levanté y le dije que me quería marchar. Me dijo que le gustaba y cuando vio que salía del salón me pidió que volviera y que me lo pensara bien, que ya habían salido las bases de la plaza y si me quedaba tenía mucho que ganar y poco que perder", manifestó. Triana contó lo ocurrido -según su versión- únicamente a su madre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine