Hoja de ruta de la Junta para el primer semestre del año

Herrera pide trabajar en los retos de la legislatura

Demografía, financiación autonómica y ordenación territorial, ejes de los "deberes" que impone a su equipo

11.01.2016 | 00:54
El presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera durante su intervención

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, hizo ayer un llamamiento a los altos cargos del Gobierno autonómico para que ofrezcan "iniciativa, ilusión y trabajo responsable" en un escenario en el que insistió no pueden permanecer como "meros espectadores" por la situación de incertidumbre en la que se encuentra España, tras la celebración de las elecciones generales, ya que recalcó que el Ejecutivo autonómico no está en una situación de "interinidad".

En ese sentido, Herrera, que mantuvo un encuentro con la cúpula del Ejecutivo en el que fijó los compromisos para 2016, un año "importante y trascendental" para el balance de "éxito" de la legislatura, remarcó que la comunidad tiene una "hoja de ruta", con la aprobación de las cuentas, por lo que consideró que los dirigentes de la Junta no pueden entretenerse en las dudas que genera la conformación de un nuevo gobierno central y el desafío soberanista de Cataluña.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo autonómico, que reclamó "colaboración" a los equipos directivos de la Junta, les encomendó "animar la maquinar", es decir, "mover el árbol" de la Administración autonómica, trasladando el mensaje de "ilusión" y "fuerza" con el que abrió este primer semestre del año. También les pidió que ejerzan su liderazgo en sus ámbitos, teniendo presencia en el territorio para que "ningún sector no cuente con la colaboración y apoyo" del Gobierno y poniendo "alfombras a los alcaldes y concejales".

Herrera, que recordó a sus altos cargos que asumen esta responsabilidad de forma "voluntaria", tiene un objetivo que es la comunidad y el proyecto político que apoyaron los ciudadanos en los pasados comicios de mayo de 2015. Aseguró que él afronta este 2016 desde una posición de "trabajo", con "impulso e ilusión" y confiando en el futuro de Castilla y León por lo que demandó que no se frustre por los "errores" o "reservas" de los dirigentes políticos de la Junta. El presidente de Castilla y León insistió en que al final del primer semestre tendrá que rendir cuentas y examinarse de la tarea de gobierno en el debate de política general en las Cortes. "Tomemos la iniciativa, lideremos el Gobierno", dijo Herrera, quien admitió que algunas medidas y proyectos dependerán de la voluntad del Ejecutivo central o de la dirección que marquen las cámaras, si bien recalcó que existen competencias propias y compromisos que cumplir, algunos recogidos en los acuerdos políticos. Por ello, apeló a su responsabilidad para que el Gobierno de la comunidad no se pare por "incertidumbres".

"Iniciativa, trabajo e impulso a la acción de gobierno", resumió el presidente en su intervención en la sala de Mapas del Colegio de la Asunción, donde apostilló: "Si hay hoja de ruta, tiene que haber iniciativa". El presidente destacó que Castilla y León afronta el año, que en su opinión marca el inicio del "corazón de la legislatura", con los Presupuestos Generales de la comunidad aprobados, en lo que reconoció intervino el "sentido de la responsabilidad" de Ciudadanos.

El jefe del Gobierno autonómico dedicó gran parte de su intervención ante la cúpula de la Junta para definir los proyectos y medidas, que pretende tener listas o avanzadas el 1 de julio. Advirtió de que será "vigilante y garante" de que se cumplen los proyectos y medidas que definió para este primer semestre, lo que supondrá los primeros 12 meses del nuevo Gobierno, que recordó tiene que cumplir el pacto alcanzado con los cuatro principales grupos parlamentarios de las Cortes (PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos), así como el acuerdo de investidura con la formación naranja.

Herrera estableció como ejes de este periodo la reforma del Estatuto de Autonomía, la definición de una posición de comunidad sobre la reforma del modelo de financiación autonómica, al reindustrialización de Castilla y León o el desarrollo de la ordenación territorial. También remarcó que su Ejecutivo hará un esfuerzo para consolidar el crecimiento logrado, para que sea estable y ayude a generar más empleo y de mayor calidad.

Otra de las áreas, de acuerdo a su discurso de investidura, son los grandes servicios públicos esenciales y el fortalecimiento del proyecto de Castilla y León, tanto en el plano del desarrollo institucional, como de la cohesión territorial.

Sobre economía, Herrera se refirió al "círculo virtuoso" del crecimiento económico que comparten Castilla y León y España, pero que se enfrenta ahora a la crisis de los países emergentes, lo que reconoció podría afectar al comercio exterior.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha considerado lo "único sensato" en este momento un pacto de PP, PSOE y C's para conformar un Gobierno "estable" basado en la "centralidad" aunque se establecieran límites en el tiempo y en los objetivos que podrían, a su juicio, establecerse en dos años.

Herrera se refirió también a la política nacional en el encuentro con altos cargos de la Junta de Castilla y León para fijar la hoja de ruta del primer semestre del año con el fin de impulsar la acción de gobierno a pesar de las "incertidumbres" actuales como son la recuperación económica, el "desafío independentista" catalán y la conformación del próximo Gobierno.

Con respecto a este último punto el presidente de la Junta se ha mostrado partidario de avanzar la fórmula que, desde su punto de vista, es la única "sensata" y que se basaría en un pacto entre PP, PSOE y Ciudadanos para poder impulsar un Gobierno "estable" que sea "capaz de unir" en un escenario "fragmentado" al mayor número de apoyos sociales y parlamentarios posibles.

"Debe ser un proyecto basado y desarrollado desde la centralidad política, desde donde es fácil buscar apoyos para esa amplia base", insistió Herrera, quien defendió la importancia de lograr 250 diputados apoyen objetivos claros.

En este sentido, Herrera apuntó a la posibilidad de que este Gobierno se pacte para un tiempo y unos objetivos limitados, una limitación que situó en torno a los dos años. "España necesita un gobierno estable, la única fórmula sensata y de sentido común es ese gobierno de amplia base social y parlamentaria en torno a la centralidad política de tres grandes fuerzas políticas que le darían consistencia aunque fuera a un plazo limitado un horizonte a unas elecciones de dos años", ha aseverado.

Para el presidente de la Junta este pacto a tres bandas sería un ejemplo de la "modernización" en el marco de la convivencia política en España y daría "estabilidad", ya que lo "indeseable" e "irresponsable" sería un gobierno "inestable". "La vocación de estabilidad no la tiene un gobierno que se constituye excluyendo a quien ha ganado las elecciones", destacó.

Asimismo, Herrera lamentó que el único objetivo de algunos sea "excluir al ganador" dentro de una "alianza de perdedores". "Si se suman las incoherencias internas de partidos que no sabemos si son uno o cuatro o liderazgos internos muy debilitados creo que el gobierno inestable conduce a elecciones anticipadas y desgaste del conjunto del país", ha manifestado.

El presidente de la Junta consideró además que unas nuevas elecciones "no es lo deseable" porque "marca un periodo de interinidad que marca dificultades". "Cinco meses de paralización de muchas cosas pueden ser trascendentales", manifestó. Por último, Juan Vicente Herrera considera que el modelo alemán le parece "contundente y sensato" y advirtió de que en el modelo portugués ninguna fuerza de izquierdas planteaba la "desmembración" de la población portuguesa.

"Confío en el sentido común y la sensatez", concluyó Herrera, tras lo que advirtió de que la solución "no va a ser fácil".

Además, Herrera advertía ayer del desgaste y calamidad que podría suponer la convocatoria de unas nuevas elecciones autonómicas en Cataluña, las cuartas en cinco años, según recordó, en lo que ha tildado de "espectáculo".

En la que ha sido primera intervención pública en este año 2016, Herrera no ha olvidado la incertidumbre que vive Cataluña ante la falta aún de un acuerdo de investidura que podría derivar en unos nuevos comicios en esa comunidad."Imaginaros qué espectáculo", se preguntaba Herrera quien aseguró qué estarían diciendo los ciudadanos de Castilla y León si esa situación se estuviese produciendo en la comunidad castellanoleonesa y los políticos se dedicasen a ese "menester". "Qué desgaste, qué calamidad", insistió a este respecto. Herrera advirtió en todo momento de las consecuencias que supone el desafío independentista que determinados partidos soberanistas han planteado al modelo global de convivencia formalizado en la Constitución ya que, según ha recordado, todos los días da "una alarma o un sobresalto", por lo que no ha descartado tampoco otra sorpresa, más allá de esas repetición de las elecciones.

Por último, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha confiado en tener consensuada con los grupos parlamentarios la reforma del Estatuto de Autonomía antes del 1 de julio, para lo que convocará una reunión en la segunda quincena de enero para avanzar en la reforma. Herrera ha plasmado su compromiso de avanzar en este sentido ante el compromiso suscrito con los grupos parlamentarios el pasado 22 de julio en el que se estableció avanzar en un borrador que abarque mecanismos de mejora de la calidad democrática, de carácter social y sobre municipalismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine