Morir de sed junto al río

San Pedro de Ceque reclama a la Confederación Hidrográfica azudes en el Regato para preservar los árboles centenarios

10.11.2016 | 22:23
El alcalde de San Pedro de Ceque, Jesús Fuentes, en el lecho del cauce del Regato, junto a los fresnos.

En el fresnedal de la vega del Regato, en el monte del Real de San Pedro de Ceque, ya no se escuchan lamentos, porque a la mayoría de sus árboles centenarios no se les permite llorar, su savia ha llegado a extinguirse quedando como testigos solo la mitad del medio millar de ejemplares. La culpa de todo ello la tiene la falta de humedad en esta zona ribereña del Regato, ese bravo arroyo que se nutre de corrientes y escorrentías desde el término de Peque de la Carballeda, de Justel, de Valtorno, de Cubo, y desde Uña de Quintana deja de llamarse río de la Vega, para atravesar el Monte Utilidad Pública del Real de San Pedro de Ceque con una superficie de 900 hectáreas y seguir su curso aguas abajo hasta desembocar en el río Tera en Camarzana.

El Ayuntamiento de San Pedro de Ceque quiere poner freno a esta sangría que vienen padeciendo los fresnos desde hace 35 años coincidiendo con la bajada de nivel de la capa freática de sus aguas debido al dragado realizado entonces. El Consistorio, y no pocos vecinos demandan que debido al alto valor paisajístico de esta zona, se busque una solución para poder dejar a las generaciones futuras una buena parte de estos árboles singulares que compiten con los más próximos enclavados en la zona más elevada, la del Real Alto, los de las encinas centenarias. San Pedro de Ceque demanda ante la Confederación Hidrográfica la construcción de dos azudes o pequeñas presas en el cauce del Regato con objeto que la superficie de 70 hectáreas de vega, a ambos márgenes, disponga de la humedad suficiente para que los fresnos sobrevivan. Se trataría de recuperar esta zona de alto valor paisajístico, como apunta el alcalde, Jesús Fuentes, un gran conocedor de este terreno entre el actual y antiguo cauce del Regato dominado por una serie de pozos en su lecho y que hasta hace cuatro décadas el agua fluía durante todo el año. Incluso en la época estival, algunos de estos pozos eran buen ejemplo de aguas limpias hasta 2 metros de profundidad como el apodado "pozos claros" donde se venían a bañar jóvenes y adolescentes o los de "el Pedrón", "la Nutria", "las Barranqueras" y "la Tabla".

La construcción de azudes permitiría volver a convertir en humedal esta vega del Real junto al Regato, y los fresnos reverdecer a pesar de su ya longeva vida coetánea con los también antiguos robles o las encinas centenarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Edición Local

Tres institutos dispondrán de clases extraordinarias en 4º de ESO

Se trata de los centros Río Duero y Universidad Laboral en la capital y del IES León Felipe en...

Seguridad y prevención escolar

Seguridad y prevención escolar

La Guardia Civil de Zamora protagonizó ayer la charla del ciclo CulturAlcampus

Responsables municipales visitan la potabilizadora de Zamora

Responsables municipales visitan la potabilizadora de Zamora

La visita forma parte de la celebración del Día del Agua

El Slavic Quintent de la Orquesta Sinfónica ofrece esta tarde un concierto en el Teatro Principal de Zamora

En esta ocasión se interpretará el quinteto para cuerdas número 2 en sol mayor, op.77 de Antonin...

Junquera amplía el consultorio médico con el edificio anejo

Junquera amplía el consultorio médico con el edificio anejo

El Ayuntamiento de Vega derriba el viejo inmueble adosado debido a su mal estado y ejecuta nuevas...

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine