Zamora silencia el Carnaval unos minutos en memoria de los agentes muertos en Barbate

Autoridades locales y provinciales y una representación del Instituto armado, en el acto de recuerdo de los guardias civiles

Concentración silenciosa por los agentes muertos en Barbate.

Concentración silenciosa por los agentes muertos en Barbate. / José Luis Fernández

Cargos públicos, representantes institucionales, agentes de la Guardia Civil con el teniente coronel jefe de la Comandancia de Zamora a la cabeza, Héctor David Pulido, e integrantes de la sociedad civil se han congregado este lunes al mediodía en la Plaza Mayor de Zamora para recordar a los dos agentes fallecidos en Barbate al ser arrollada su zodiac por una planeadora cuando realizaban labores de lucha contra el narcotráfico.

Más de 150 personas se han sumado al minuto de silencio convocado por el Ayuntamiento de Zamora y se han concentrado a las puertas de la carpa de Carnaval de la Plaza Mayor, junto a la sede de la Policía Municipal, para mostrar su silencio en señal de duelo y respeto y aparcar así unos minutos las celebraciones de Don Carnal para tener presente en la memoria a los guardias civiles víctimas del presunto homicidio, uno de ellos con vinculaciones con la provincia de Zamora.

Autoridades en la concentración silenciosa.

Autoridades en la concentración silenciosa. / José Luis Fernández

Entre los asistentes han figurado máximos representantes institucionales como el alcalde, Francisco Guarido; el presidente de la Diputación de Zamora, Javier Faúndez; y la delegada territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, Leticia García; además de parlamentarios nacionales, autonómicos, diputados provinciales y concejales de la Corporación local zamorana.

Al término del acto, convocado tras el llamamiento realizado por la Federación Española de Municipios y Provincias, el alcalde de Zamora ha expresado la solidaridad de la ciudad con la Guardia Civil y las familias de los afectados y ha abogado porque se pongan los medios que sucesos de este tipo no se vuelvan a producir.

Un ejemplo para sus compañeros

Por su parte, el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Zamora ha expresado la tristeza y pena del Cuerpo y ha transmitido además un mensaje de "orgullo" porque esos dos agentes habían dado su vida por su trabajo y el servicio que desempeñaban, lo que hace que sean para el resto de los integrantes del Instituto armado "un ejemplo".

Hay que recordar que uno de los guardias civiles muertos, David Pérez Carracedo, tenía parientes en Rionegro del Puente y descendía de la localidad de Nogalejas, una población leonesa cercana a la provincia de Zamora en la que será enterrado.