Tráfico de indulgencias: papeles zamoranos en los archivos secretos del Vaticano

Los Archivos Secretos del Vaticano guardan los favores papales al Toro de Benavente, arcas de misericordia y la expulsión de judíos en Zamora

Archivos del Vaticano

Archivos del Vaticano / Vaticano

Carlos Gil Andrés

Carlos Gil Andrés

Otorgaban el perdón a un cura que mató a un joven con una flecha perdida dirigida al antecedente de lo que hoy es el toro enmaromado de Benavente, daban permiso para constituir un arca de misericordia en Corrales con el fin de evitar que los labradores cayeran en la usura de los prestamistas judíos, posibilitaban cobrar limosnas y arbitrios para arreglar la Catedral de Zamora y otros templos o daban bula para convertir una antigua sinagoga en aposentos cristianos, expulsando a los inquilinos originales.

Son las indulgencias que se pedían al Papa y que éste concedía, documentadas por Saturnino Ruiz de Loizaga, de la Pontificia Universidad Antonianum de Roma en un trabajo que rescata de los Archivos Secretos del Vaticano varios documentos sobre Zamora.

El estudioso explica su trabajo: "Hurgando por diversos motivos en los fondos del Archivo Vaticano pude comprobar que allí existían documentos desconocidos sobre la provincia de Zamora y que podían arrojar mucha luz sobre la historia religiosa tanto provincial como regional. El artículo contiene 14 documentos procedentes del Archivo Secreto Vaticano". Una documentación que "muestra con especial relieve las copiosas gracias otorgadas por los papas en favor de parroquias, monasterios, santuarios, hospitales a través del instrumento jurídico-espiritual de la concesión de las indulgencias".

El cura que mató por error

Sin duda uno de los documentos más llamativos es el perdón papal a un cura que mató por error a un joven durante lo que serían los antecedentes del Toro Enmaromado, "siempre que no haya escándalo". Fechado en Roma el 5 de enero de 1427, dice que "en las fiestas de la villa de Benavente (provincia de Zamora y diócesis de Oviedo), como es costumbre, todo el pueblo se reúne para correr detrás de los toros, participando y lanzando contra ellos varas, lanzas de hierro, flechas etc. Juan, cura presbítero de esta villa, participando en este espectáculo taurino arroja una flecha con una ballesta contra un toro sin lograr herirlo, con tan mala suerte que la flecha o saeta lanzada subiendo hacia lo alto dio e hirió a un joven, quien después de algunos días, no obstante las medicinas y curas correspondientes, murió, por lo que el sacerdote Juan, no sintiéndose culpable de la muerte del joven y sí dolorido y compungido por tal lamentable hecho, se dirige al papa Martín V para que le absuelva del reato de homicidio y le dispense de todas las irregularidades en las que haya podido incurrir. El Papa le concede dicha gracia "siempre que no haya escándalo".

E 1461, octubre 20, Roma. En este documento el papa Pío II confirma el Arca de Misericordia instituida en la iglesia de Santa María Magdalena de Corrales (Zamora), para ayudar a los vecinos empobrecidos por la usura de los judíos, precisando que dicha obra (Arcas de Misericordia) debe ser regida por tres varones idóneos de estricta raíz cristiana de al menos cuatro generaciones, y descartando por tanto, al neófito (converso), al militar, al noble o al señor temporal del lugar, autorizando al prior de San Benito de Valladolid para ayudar a los parroquianos a llevar a cabo tal proyecto.

E 1419, agosto 23, Florencia. La petición dirigida al papa Martín V por parte de Juan Alfonso de Benevento en la ciudad de Zamora para obtener la licencia de convertir una antigua sinagoga, cerca de la iglesia de Santa María la Nueva y sus apartamientos en una iglesia y un hospicio para pobres, fue aprobada, siguiendo la remoción o desplazamiento de los judíos de Zamora, teniendo que separar las habitaciones y abandonar la sinagoga. El susodicho declara que la propiedad es parte de la dote de su esposa, una hebrea recientemente convertida.

Prestimonio en San Leonardo

E 1319, septiembre 26, Florencia. A instancias del noble Ludovico Alfonso de Hispania, el papa Juan XXII otorga una canonjía (prebenda para pertenecer al cabildo) de la iglesia de Zamora a Arnaldo Simonis, no obstante que tenga ya asignados en la iglesia parroquial de Santa María de Hiniesta, de San Pedro de Muledes, de Piedrahita y de Villanova prestimonios (préstamo de un terreno a cambio de un beneficio), como también en el lugar de Corrales porciones de beneficio, e incluso una cierta porción y parte de un prestimonio en la iglesia de San Leonardo de Zamora.

E 1415, febrero 1, Valencia. El papa Benedicto XIII de Aviñón concede abundantes y significativas indulgencias en determinadas fiestas litúrgicas a cuantos anualmente visiten la iglesia parroquial de Santa María de Arcenillas y su capilla construida dentro de la iglesia y contribuyan de alguna manera a su reparación.

E 1419, marzo 30, Florencia. El obispo Alfonso de Zamora a causa de las cuantiosas reparaciones de las que tenía necesidad la Catedral, recurrió al papa Clemente VII para que se impusiese una décima sobre todos los beneficios eclesiásticos de la diócesis, pero surgiendo duda sobre si ésta concesión se extendiese a las décimas reales y a las otras de las exentas que habían sido recurridas a la Sede Apostólica, ahora el obispo Diego de Zamora, el decano y el capítulo piden al papa Martín V la confirmación de la concesión, extendiéndola a las décimas reales y a las exentas.

E 1431, abril 20, Roma. Rodrigo Alfonso, conde de Benavente y señor de Mayorga, diócesis de Oviedo y de León, solicita del papa Eugenio IV una serie de indulgencias en determinadas fiestas litúrgicas en favor del hospital de la Anunciación de la Virgen María, como de su iglesia-capilla para todos aquellos que visitando anualmente dicho lugar contribuyan con sus limosnas a la reparación, conservación y sustentamiento de los pobres y enfermos de dicho nosocomio. Y a los capellanes y sirvientes (o criados de ambos sexos) que fallezcan en dicho lugar concede además la absolución plena de todos sus pecados "in articulo mortis". Solicita para Ludovico y Enrico, sus hermanos carnales que padecen del "defecto de nacimiento", puedan ser promovidos a las órdenes menores y poseer un beneficio eclesiástico.

E 1433, septiembre 25, Roma. Se piden al papa Eugenio IV diez años y cuarenta días de indulgencia, con la correspondiente remisión de los pecados, para cuantos visiten la iglesia-ermita de Santa María del Viso, diócesis de Zamora, y al mismo tiempo colaboren a la reparación y conservación de las estructuras de dicho edificio, como también a su adecentamiento.

E 1436, marzo 7, Florencia. La noble dama Leonor Álvarez de Toro, diócesis de Zamora, funda y dota el hospital de Santa María Magdalena en la ciudad de Toro en favor de los pobres, por lo que se dirige al papa Eugenio IV solicitando cuatro años y cuarenta días de indulgencia para cuantos de alguna manera contribuyan al sostenimiento y sustentamiento de dicho nosocomio.

E 1440, septiembre 7, Florencia. Los fieles y devotos de la parroquia de Santa María de Hiniesta, diócesis de Zamora, se dirigen al papa Eugenio IV solicitando diez años y cuarenta días de indulgencia a cuantos arrepentidos y confesados visiten dicha iglesia, y al mismo tiempo colaboren en la reparación y conservación de las estructuras de dicho edificio, como también a su adecentamiento. El pontífice les concede sólo cuatro años.

La ermita del Viso

E 1442, agosto 11, Florencia. Se solicita del papa Eugenio IV doce años y cuarenta días de indulgencia, en determinadas fiestas del año, para cuantos arrepentidos y confesados visiten y ayuden de alguna manera a la reparación de la ermita-iglesia de Santa María del Viso, que por negligencia y pobreza sus edificios se encontraban en situación ruinosa, y de ese modo se acreciente en el pueblo cristiano el fervor hacia la Virgen María.

E 1443, abril 27, Siena. El rey Juan II de Castilla y León, juntamente con los habitantes de la villa de Pajares se dirigen al papa Eugenio IV solicitando indulgencias en favor de la iglesia parroquial de Santa María del Templo con una imagen muy venerada por el pueblo y cuya iglesia está necesitada de restauración y reparación. Antes de la disolución de la Orden Templaria, dicha iglesia fue un importante monasterio templario.

E 1446, septiembre 21, Roma. Se pide al papa Eugenio IV tres años y cuarenta días de indulgencia a los que visiten la iglesia parroquial de Santa María de Pobladura de Aliste (ahora denominada de Santa Ana) y ayuden con su trabajo o limosnas a su reparación y conservación.

E 1446, octubre 26, Roma. La Cofradía de Santa María de Carballeda, diócesis de Astorga, ha hecho construir 35 puentes y 30 hospitales en favor de los peregrinos que se dirigen a Santiago de Compostela, y puesto que la cofradía,

los curas y clérigos se ven en dificultades y no pueden hacer frente a la manutención y reparación de estos puentes y hospitales, se dirigen al papa Eugenio IV solicitando indulgencias en algunas festividades del año en favor de aquellos que ayuden a la reparacion de los puentes y hospitates y a su mobiliario. El Papa concede la gracia de las indulgencias durante cinco años pero sólo por un día en favor de dicha iglesia de Santa María.