Alimentos ecológicos zamoranos y procesados cárnicos revitalizarán Mercazamora

El Ayuntamiento elabora un plan estratégico para acometer inversiones y marcar un nuevo futuro para las instalaciones del comercio mayorista

Puestos de Mercazamora, el mercado municipal de mayoristas que se pretende revitalizar. | E. F.

Puestos de Mercazamora, el mercado municipal de mayoristas que se pretende revitalizar. | E. F. / Alberto Ferreras

Primero se ha puesto el foco en la revitalización del comercio minoristas de la ciudad y ahora, de forma paralela, el área municipal de Promoción Económica busca dar nueva vida al mercado de mayoristas. El Mercazamora, que se ubica en el polígono de Los Llanos, ha visto como a lo largo de las décadas contaba cada vez con un menor número de proveedores del pequeño comercio asentados en sus instalaciones. Con el paso de los años, los distribuidores han ido apostando por otros espacios alejados de esa zona que en sus inicios fue un referente y logró amalgamar al comercio mayorista de productos alimenticios.

El concejal delegado del área, David Gago, ha admitido que la situación del Mercazamora es, junto al declive de los pequeños establecimientos minoristas, el "otro gran problema" que han detectado la Concejalía de Comercio, motivo por el que se ha puesto manos a la obra para impulsar su revitalización. Para ello, en el caso del Mercazamora, el Ayuntamiento de Zamora ha encargado un estudio que determine las necesidades y una estrategia certera de cara al futuro para revertir la situación de abandono progresivo de la infraestructura municipal y aglutinar al comercio mayorista de alimentación.

Ese trabajo previo ha arrancado en las últimas semanas, tras formalizarse la adjudicación del estudio, por un importe total de 14.400 euros, IVA incluido. En él se analizará lo que está ocurriendo en otros mercados de mayoristas del entorno y lo que han hecho otras ciudades de tamaño parecido al de Zamora para revitalizar esos espacios municipales acondicionados para acoger el comercio al por mayor. A partir de ahí, se propondrán posibles vías de actuación en el Mercazamora y se acordará cómo optimizar las inversiones que se acometan en los módulos de mayoristas del polígono de Los Llanos. De cara a ese estudio, el Ayuntamiento ya ha establecido algunas prioridades de por dónde quiere que transite la nueva vida de esa infraestructura municipal.

Por un lado, se quiere apostar en el Mercazamora por el producto ecológico local de calidad, ya que este está "en auge y Mercazamora podría servir para ofrecer y dar cabida a esos productores ecológicos que quieren transformar el producto en Zamora", argumenta el concejal David Gago.

Otra de las vías de futuro se ha explorado tras hablar con empresarios cárnicos asentados en otras zonas del polígono de Los Llanos y ver que había posibilidades de que ocuparan parte de los módulos vacíos del Mercazamora para utilizarlos como espacios auxiliares y lugar de almacenaje que además se acondicionarían como "salas blancas de matadero" en las que se realizarían algunos despieces y el envasado de cara a su comercialización.

El concejal del área reconoce que el deterioro de esa instalación municipal viene provocado por una falta de mayoristas, al no llegar nuevos comerciantes y no renovar su presencia algunos de los que se asentaban en él.

Trabajadoresa primera hora de la mañana en Mercazamora.

Un trabajador a primera hora de la mañana en Mercazamora. / E. F.

"Eso lleva a una degradación general de todo el espacio y, por tanto, a la decadencia de este lugar", admite Gago, que ante ese panorama se marca el objetivo de "volver a llenar Mercazamora de industriales y volver a relanzar y resucitar este mercado". Para conseguirlo, la Concejalía pretende también escuchar y dar prioridad a las demandas que le planteen los comerciantes que han permanecido hasta ahora en las instalaciones. "Se ha hablado con ellos, se ha escuchado su opinión y saben que nuestro principal objetivo es que Mercazamora funcione perfectamente como mercado de mayoristas moderno y adaptado a los actuales cauces que hay entre mayorista, minorista y consumidor", declara el edil.

En la actualidad, ocupan las instalaciones siete comerciantes entre mayoristas de frutas, de cárnicos, pescado y otros que utilizan las instalaciones para el almacenaje.

Historia del mercado municipal de mayoristas

Mercazamora arrancó su actividad en los años ochenta y vivió una primera etapa de esplendor que hacía que a principios de los años noventa las colas para acceder a las instalaciones en las horas punta llegaran hasta la carretera de Tardobispo. Sin embargo, con el paso del tiempo, la dejadez y también el cambio de hábitos de consumo han hecho que progresivamente fuera perdiendo fuelle.

Al inicio de la segunda década del siglo XX, el mercado de mayoristas contaba ya con más de la mitad de sus 44 módulos vacíos.

Ocho años después, la decadencia continuaba y para entonces únicamente ocupaban las instalaciones una docena de comerciantes, que aún así mostraban su queja por el estado de abandono de las instalaciones. Hace un quinquenio los empresarios allí instalados ya se quejaban de la "dejadez" del mercado de mayoristas y exigían que se acometieron una inversión de calado. Sin embargo, en los últimos cinco años tampoco ha habido partidas significativas para su remodelación y eso ha pasado factura, como se refleja en el número de puestos ocupados, que ha ido a menos. Revertir la situación no será fácil pero las bases para ello se fijan ahora con un estudio de viabilidad que no puede quedarse solo en eso y tiene que servir de palanca de cambio para reactivar Mercazamora.