Defensa dimensiona el cuartel zamorano de Monte la Reina para albergar a 1.500 militares

La empresa salmantina a la que se adjudica la asistencia técnica de redacción del plan especial iniciará los trabajos antes de dos semanas con arreglo a esa previsión

TRabajos previos de explatación del terreno acometidos en Monte la Reina. | José Luis Fernández

TRabajos previos de explatación del terreno acometidos en Monte la Reina. | José Luis Fernández / Alberto Ferreras

El Ministerio de Defensa ha completado un nuevo paso para que el futuro cuartel de Monte la Reina sea una realidad. El departamento que dirige Margarita Robles ha apretado el acelerador consciente de que se acaba el año y en menos de dos semanas tiene que haber rendido cuentas del inicio de la redacción del plan especial para la zona. El Ejército ha dado a conocer los datos básicos de la infraestructura en el concurso de la asistencia técnica para la redacción del proyecto que acaba de adjudicar.

Fuentes ministeriales confirmaron a este diario que la empresa que se llevará a cabo las labores de asistencia técnica, que incluyen la tramitación de permisos y licencias para las dotaciones e infraestructuras necesarias en el cuartel, será la firma salmantina Castellana de Ingeniería Castina S. L. El encargo que ha realizado Defensa a esa empresa contempla un cuartel que estará dimensionado para acoger a 1.500 militares y precisa las necesidades básicas para ese número de efectivos en cuanto a abastecimiento, depuración de aguas residuales o suministro eléctrico.

Una vez formalizado el contrato de adjudicación, la empresa debe ponerse manos a la obra de inmediato, ya que la Dirección de Infraestructuras del Ejército de Tierra encargada del proceso de adjudicación introdujo una cláusula por la que obligaba al estudio al que efectuara los trabajos a que antes del próximo 15 de diciembre haya realizado ya la primera certificación. Para entonces tiene que haber ejecutado ya una parte de los trabajos asignados, por un importe mínimo de mil euros y con cargo al presupuesto del presente ejercicio.

Al concurso de adjudicación se presentaron once ofertas de las que una fue excluida por no justificar la experiencia profesional. De las otras diez, Castina obtuvo la mayor puntuación y ejecutará los trabajos por 67.250 euros, frente al precio base de licitación de 100.000 euros, cuantías a las que hay que sumar el IVA del 21%.

Las ofertas del resto de empresas oscilaron entre 59.000 y 84.990 euros. Para la elección, además del precio, se tuvieron en cuenta criterios técnicos.

Una reserva de 405.000 litros de agua y mil kilos de basura generada al día

El futuro acuartelamiento en el que se asentarán dos batallones del Ejército de Tierra ocupará una superficie de al menos 25 hectáreas lo que supone una pequeña parte de lo que ocupaba el antiguo campamento militar y campo de tiro ubicado en el término municipal de Toro.

En función de esas previsiones de ocupación del futuro cuartel, el Ministerio de Defensa establece que se requerirá un depósito de agua potable con reservas para tres días, con 405.000 litros de capacidad, ya que se estima que el consumo diario ascenderá a 135.000 litros de agua potable para alimentación e higiene. A ese almacenaje se sumarán otros 90.000 litros de agua que no tendrá que ser depurada, ya que se usará para otras necesidades y habrá que tener igualmente en el cuartel una reserva adicional de 120.000 litros de agua con la que combatir posibles incendios forestales.

El caudal a tratar en la depuración de aguas residuales del cuartel será de 180 metros cúbicos al día mientras que la basura generada rondará los 1.050 kilos diarios, según la documentación del proyecto del futuro cuartel que se ha dado a conocer a la empresa adjudicataria. Las instalaciones requerirán además una infraestructura eléctrica con una potencia de 1.500 kilovatios.