Síguenos en redes sociales:

El "agro del futuro" llega a Zamora

La jornada sobre automatizaión y robotización de la agricultura y la ganadería presentó las últimas innovaciones tecnológicas

El "agro del futuro" llega a Zamora

Éxito de la jornada "Automatización y robotización de la agricultura y la ganadería", organizada por LA OPINIÓN-EL CORREO DE ZAMORA que comenzó con una bienvenida de Begoña Galache Fonseca en el que fue su primer acto público como directora del periódico, y que aprovechó para resaltar la importancia que tiene el sector primario para la provincia de Zamora, tanto a nivel económico como a nivel social.

El evento contó con el patrocinio de la Diputación de Zamora y CaixaBank, y la colaboración de CSIC, Cobadu , Universidad de Salamanca y el Consejo Consultivo de Castilla y León, cuya sede, en la plaza de la Catedral de Zamora, fue escenario de la jornada.

Por primera vez en Zamora, gracias a este acto, se ofreció al público la posibilidad de escuchar a profesionales de los grupos de investigación españoles que están a la vanguardia en el desarrollo de nuevas tecnologías con aplicaciones en la agricultura y la ganadería, como Diego González Aguilera, catedrático de la Universidad de Salamanca, responsable del grupo de investigación Tecnologías de la Información para la Digitalización Inteligente de Objetos y Procesos (TIDOP), y Ángela Ribeiro, jefa del grupo de investigación de Percepción Artificial del CSIC, que desarrolla robots e inteligencias artificiales para tareas agrícolas. Ambos científicos, y el jefe del Servicio de Agricultura y Ganadería de la Diputación de Zamora, Carlos Díez Valle, compartieron una mesa redonda moderada por Miriam Sánchez Cabezas, directora de Desarrollo de Negocio de La Opinión-El Correo de Zamora.

Participantes en la Jornada de Automatización y Robotización de la Agricultura y la Ganadería, patrocinadores y colaboradores.

Tras informar al público de la jornada acerca de los últimos avances en las aplicaciones de los drones, los satélites y los robots para mejorar la productividad del sector primario, los ponentes coincidieron en la necesidad de crear en España las condiciones necesarias para que surjan más empresas que lleven a cabo la conexión entre estos grupos que llevan a cabo el trabajo de I+D con los propios agricultores y ganaderos, que recojan sus necesidades y pongan a su disposición soluciones tecnológicas a dichas necesidades a un precio asumible.

En este sentido, las diputaciones provinciales también pueden jugar un papel fundamental para poner en contacto a los centros de investigación con los profesionales del sector y sus necesidades reales, tal y como destacó Carlos Díez Valle, para que puedan seguir desarrollando nuevas tecnologías y productos.

Por otro lado, la modernización del sector mediante estas tecnologías tan novedosas y disruptivas no solo mejorará la competitividad de las explotaciones, también debe ser un aliciente para que los jóvenes quieran dedicarse a una profesión a menudo denostada socialmente y de esta forma asegurar el relevo generacional en el sector, tan necesario para fijar población en el medio rural y revertir la sangría demográfica en provincias como Zamora.

La mesa redonda incluyó un extenso turno de preguntas del público que fueron respondidas por los tres contertulios.

Diego González (USAL): «Solicitar un dron sobre tu parcela debería ser como pedir una pizza»

El catedrático de la Universidad de Salamanca y director del TIDOP, Diego González Aguilera, reconoció que en la actual coyuntura las explotaciones agrarias «no están en la situación idónea para gastar dinero». Pero cree que el mercado abrirá vías para que la tecnología llegue al campo. «En Estados Unidos hay una empresa en la que pedir un dron que sobrevuele tu propiedad es como pedir una pizza». Lo emplean las aseguradoras para evaluar daños en las casas, por ejemplo.

Diego González Aguilera, catedratico de la Universidad de Salamanca y director del TIDOP.

González Aguilera visualiza que próximamente existirá una empresa o fundación con una plataforma online en la que los agricultores puedan registrar su problema y cursar una petición, que la propia plataforma proporcione un presupuesto para la monitorización de la parcela y el diagnóstico, y posteriormente para proporcionar una solución. Eso sí, todo ello requiere de una modificación de la legislación actual en España, que sea más permisiva con el vuelo de drones.

Los fondos europeos pueden servir para materializar estas oportunidades, pero ello requiere que se impliquen todas las administraciones en estrecha colaboración con el sector privado.

Carlos Díez (Diputación de Zamora): «La tecnología puede cambiar la percepción de los jóvenes sobre el campo» 

Actualmente la cadena alimentaria está caracterizada por una dicotomía, por un lado hay industrias vinculadas al sector agroalimentario que pertenecen a empresas muy grandes –algunas de ellas multinacionales–, y en el extremo del productor un paradigma basado en pequeñas explotaciones que afrontan grandes retos desde el punto de vista económico y social. Pero la aparición de tecnologías como la Inteligencia Artificial, la robótica y los drones «pueden llevarnos a un paradigma distinto», por eso «hay que verlas como una oportunidad», en opinión del jefe del Servicio de Agricultura y Ganadería de la Diputación de Zamora, Carlos Díez Valle.

Carlos Díez Valle, jefe del Servicio de Agricultura de la Diputación de Zamora.

Además, la implantación de este tipo de tecnologías en las explotaciones agrarias puede ser un acicate para que se produzca el relevo generacional. «La profesión de la agricultura y la ganadería está desprestigiada, y este tipo de tecnologías ayudan a los jóvenes a ver el campo de otra manera», explicó Díez Valle. Fomentar el relevo generacional es uno de los grandes retos, y por eso la Diputación contribuye a la formación de los jóvenes que se incorporan al campo y les ayuda a desarrollar sus productos.

Ángela Ribeiro (CSIC): «A la nueva generación de agricultores no le asustan las innovaciones» 

Los robots inteligentes que ayudan en las tareas de recolección –en el caso de los viñedos– o en aplicar tratamientos fitosanitarios, entre otras utilidades, aún tienen un coste que hace difícil que las explotaciones agrarias puedan adquirir toda una flota. Según la jefa del grupo de investigación de Percepción Artificial del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), una posible solución sería que surjan empresas que alquilen estas novedosas herramientas tecnológicas. En el futuro. quizás un spin-off de este grupo dei investigación sea una empresa que proporcione un servicio de robots de asistencia a la cosecha.

Ángela Ribeiro, jefa de grupo del CSIC, en un momento de la mesa redonda.

«Yo creo que las administraciones públicas deberían hacer una apuesta por la generación de estas empresas», opinó la científica, que por el contacto que mantiene en su trabajo con jóvenes agricultores sabe que hay una generación interesada en ello. Son profesionales del campo que a menudo cuentan con una amplia formación, por ejemplo, ingenieros agrónomos. «Reciben nuestros proyectos con entusiasmo y se les ocurren ideas», asegura Ribero. «Se trata de una generación que ha nacido con el móvil en la mano y no les asusta la tecnología».

Pulsa para ver más contenido para ti