FOTOGALERÍA Y VÍDEO | Más de cien peces muertos y aguas contaminadas en el Duero en Villaralbo

La capital puede verse afectada a lo largo de la jornada de mañana, lo que podría llevar al Ayuntamiento a prohibir el baño en Los Pelambres y la pesca en el cauce

Aparecen centenares de peces muertos en el río Duero a su paso por Villaralbo

L. P.

El hedor se hace insoportable al aproximarse a la ribera del Duero junto al embarcadero de Villaralbo y a sus inmediaciones, donde decenas de peces muertos están en descomposición, se calcula que muy superior en número al centenar flotan entre aguas fétidas.

Los residuos llegaron, posiblemente, de madrugada, desde "aguas arriba del Duero porque por aquí no tenemos ninguna industria cerca, ni vertidos", explicaba el alcalde del PP del municipio situado a 4 kilómetros de la capital, Santiago Lorenzo, quien no se atreve a determinar cuál puede ser el origen.

Las aguas contaminadas no tardarán en llegar por el cauce del Duero a la capital, lo que podría implicar que el Ayuntamiento de Zamora tenga que intervenir para prohibir de inmediato el baño en la playa de Los Pelambres, única zona acotada para esa actividad de ocio en el curso del río a su paso por Zamora y la pesca.

El uso de la barcaza de recreo para cruzar el río desde esa orilla hasta las aceñas de Olivares podría verse afectado, en función del nivel de sustancias nocivas que transcurran por el río, según fuentes consultadas por este periódico. La suspensión de actividades podría afectar a los paseos en barca o el deporte en kayak.

Análisis de agua y limpieza

Las medidas sanitarias ya se han tomado en este municipio, donde se han limitado las actividades "hasta que se ocupen las autoridades sanitarias del caso y marquen pautas a seguir. Esteremos a los que nos digan". Los análisis de las aguas se realizarán en las próximas horas para ver el origen de esos vertidos y, a partir de ahí, se determinará la limpieza de estos restos contaminantes de peces y sustancias tóxicas arrojadas al Duero

Se sospecha que puedan proceder de alguna actividad que se desarrollaría en el tramo entre Toro y Valladolid, donde se asientan empresas que podrían haber vertido de forma incontrolada o que pudieran sufrir algún tipo de fuga de las depuradoras que vayan al Duero, hipótesis que tendrán que confirmar las pesquisas del equipo del Seprona de la Guardia Civil y la Confederación, organismo dependiente del Ministerio para la Transformación Ecológica y el Reto Demográfico que gestiona las aguas del piélago zamorano.

Lo único que confirma el alcalde es que "nos han llegado peces y basuras de aguas arriba porque por encima de la presa de aquí no hay industrias", el embalsado del río ahí explica que se hayan quedado retenidos los peces muertos y las manchas de aguas cloacas.

[object Object]

El Seprona ya ha abierto diligencias para determinar qué tipo de vertidos pueden ser, "parece aceite o grasa", apunta Santiago Lorenzo en una primera impresión que deberán confirmar los análisis de las muestras que ya tomaron tanto la Guardia Civil, como el servicio territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), organismos ante los que el regidor municipal cursó una denuncia esta mañana del 21 de agosto, en cuanto conoció la aparición de las grandes manchas de residuos y de los peces muertos.

El Ayuntamiento de Villaralbotuvo que suspender el curso de piragüismo que se estaba desarrollando en varios turnos ante la suciedad y el olor que desprendía la gran capa de agua fétida, de unos 20 o 30 metros aguas adentro desde la ribera donde se sitúa el embarcadero.

Las altas temperaturas han influido también para que los peces muertos en estado de descomposición salgan a la superficie. "Es la primera vez que ha ocurrido algo así", ha declarado Santiago Lorenzo, "puede aparecer algún pez muerto por falta de oxígeno cuando hay temperaturas tan altas como las registradas en estos días porque haya falta de oxígeno" al bajar el nivel ecológico del Duero, que no es el caso. El presidente de la Corporación describe el "olor a putrefacción porque hay muchos peces muertos".