Un "cubo de cristal" para llegar al centro de Zamora

El Ayuntamiento invertirá parte de los tres millones del plan de sostenibilidad turística en este ascensor y en otro para la Catedral

Strieder y Guarido, durante la presentación de los proyectos. |

Strieder y Guarido, durante la presentación de los proyectos. | / Emilio Fraile

Zamora contará con un elevador para unir la plaza de Santa Lucía con San Cipriano y acercar así la zona ubicada casi a la altura del río con el casco histórico. Este “ascensor panorámico” tendrá forma de cubo de cristal y estará instalado antes de que concluya el año 2025, como parte de las inversiones del Plan de Sostenibilidad Turística en Destino que anunció este lunes el Ayuntamiento. La ciudad dispondrá de 3,1 millones para ejecutar, en los próximos tres años, un ramillete de proyectos vinculados a la transformación verde, la eficiencia energética, la digitalización y la competitividad.

En ese último eje se enmarca esta idea cuya ejecución ya se planteó en el pasado y que parece caminar ahora hacia su concreción definitiva, toda vez Patrimonio ha dado “señales positivas” al Ayuntamiento acerca de la posibilidad de admitir la iniciativa. Aunque aún quedan detalles por definir, el alcalde de Zamora, Francisco Guarido, y el concejal de Turismo, Christoph Strieder, ya revelaron este lunes que la idea es que el elevador tenga capacidad para diez personas y que sirva para que los habitantes de la ciudad y los turistas salven el escollo de la empinada Cuesta de San Cipriano antes de alcanzar el centro urbano.

Aparcamientos disuasorios

El proyecto entronca con la idea del equipo de Gobierno de reducir el número de visitantes que llegan a la ciudad y aparcan en el ensanche. De ahí que otro de los proyectos incluidos en el plan de sostenibilidad sea la creación de dos aparcamientos disuasorios en la margen izquierda: uno al pie de la playa de los Pelambres y otro cerca del Camino del Pastelero. Desde ahí, los turistas podrían alcanzar Santa Lucía como peatones y utilizar este elevador.

Además, todas estas iniciativas ya definidas y con presupuesto asignado para 2023, 2024 y 2025, incluyen un segundo ascensor para la ciudad. En este caso, destinado a la Catedral de Zamora. El Ayuntamiento instalará un elevador para permitir la apertura al público de la torre y la cubierta del templo, según reveló Strieder, que confirmó un acuerdo previo con el arquitecto del cabildo.

En general, los tres millones facilitarán la puesta en marcha de decenas de inversiones que no le costarán ni un euro de fondos propios al municipio, salvo que alguno de los proyectos termine por ser más costoso de lo planteado inicialmente. “Llevábamos esperando esta subvención mucho tiempo”, celebró Guarido.

Las Aceñas de Cabañales acogerán un centro gastronómico

La amplia lista de proyectos presentada este lunes por el Ayuntamiento de Zamora incluye varias iniciativas ya deslizadas, como el acondicionamiento de las Aceñas de Cabañales para su conversión en “centro enogastronómico”, según indicó el concejal de Turismo, Christoph Strieder, que habló de la necesidad de “potenciar el río Duero” y todo su entorno para beneficio de la ciudad y como estímulo para la llegada de más visitantes.

Este proyecto se ejecutará, como todos los del Plan de Sostenibilidad Turística en Destino, durante las tres próximas anualidades, y en este mismo paquete se encuentra también la iniciativa para acondicionar el espacio interpretativo de las Aceñas de Olivares, una actuación que incluye además la mejora del servicio de alquiler de barcas y del uso de la barcaza, así como la instalación de pasarelas. Las Aceñas de los Pisones entran igualmente en la lista de lugares que serán adecuados merced a este plan.

También en el entorno del río, tanto Strieder como el alcalde de Zamora, Francisco Guarido, señalaron como uno de los proyectos relevantes la recuperación y mejora de la playa de los Pelambres desde un punto de vista turístico. Eso incluirá una atención a las especies autóctonas y a la reforestación y protección de las riberas del Duero. El coste de la actuación en esta zona será de 250.000 euros.

En lo tocante a los paseos fluviales, los responsables locales indicaron a su vez que se acometerán obras para la recuperación de estos entornos “desde los viales que dan acceso al casco histórico”. De igual modo, la idea del Ayuntamiento es utilizar el plan para completar los tramos existentes del carril bici que sirvan para conectar Valorio con las riberas del río Duero y habilitar un préstamo de bicis eléctricas.