Una pequeña porción del paraíso se encuentra a tan solo quince minutos de la ciudad de Zamora y está esperando a ser descubierta. El Club Deportivo Esla mantiene sus puertas abiertas para todos aquellos ciudadanos que quieran disfrutar del deporte y también de un merecido descanso. La llegada del verano, además, multiplica las posibilidades de ocio en este centro, que cuenta con dos piscinas y un pantalán desde el que embarcar para surcar las aguas del embalse de Ricobayo. Y es que, los amplios espacios y sus instalaciones deportivas convierten a este lugar en la mejor opción para el tiempo libre, tanto en la temporada estival como el resto del año.

La lista de opciones para disfrutar en el Club Deportivo Esla es prácticamente inabarcable. Las pistas de pádel, tenis, baloncesto y fútbol harán las delicias de los aficionados al deporte, que además tienen a su disposición un gimnasio para perfilar su puesta a punto. No obstante, este espacio también es un lugar en el que divertirse al aire libre, tanto en familia como en grupos de amigos. De cara al verano, el complejo cuenta con una piscina infantil y otra para adultos, a la que se suma un estupendo chiringuito en el que refrescarse.

Además, como cada verano, los responsables del Club Deportivo Esla organizan diferentes actividades como torneos sociales de pádel y de tenis, así como una carrera ciclista en colaboración con los vecinos de La Encomienda. Igualmente, no faltan citas como el cine de verano cuando cae la noche o placeres gastronómicos, como son sardinadas, chuletadas o paellas.

Terraza en el Club Deportivo Esla. | Cedida

Sin duda, el periodo estival es una gran época para acercarse al Club Deportivo Esla, aunque sus instalaciones permanecen abiertas todo el año para todo el mundo. Con una cuota que va desde los 35 a los 50 euros al mes, en función de la modalidad, los zamoranos tienen la oportunidad de disfrutar de este idílico lugar situado a apenas un cuarto de hora de la capital.

El Club Deportivo Esla es ese lugar que espera a ser descubierto por parte de los zamoranos, que tan solo tienen que cruzar el puente de la Estrella para comenzar a disfrutar de un complejo con todas las comodidades. En su página web (www.clubesla.com) aparece detallada toda la información para que así sea. Y el único requisito es tener las ganas suficientes para aprovechar este envidiable paraje tanto en familia como entre amigos.