El remanente que acumula la Diputación Provincial ya supera en casi siete millones a su presupuesto anual. La institución tiene algo más de 70 millones en caja, cuando su previsión de gastos e ingresos para el ejercicio no alcanza los 64 millones. El dato lo dio a conocer este miércoles el grupo de Izquierda Unida, y lo confirmó el propio presidente de La Encarnación, Francisco José Requejo, que al contrario que la oposición, realizó una valoración optimista de esta realidad.

En ese sentido, Requejo aseguró que “la gestión es bastante buena” en una Diputación que “tiene las cuentas saneadas y la deuda a cero”. Además, el presidente provincial explicó que la intención del equipo de Gobierno es aprovechar la gran cantidad de dinero que acumula la institución para llevar a cabo “un esfuerzo inversor” que, según aclaró, ya se va a plasmar en este ejercicio, con obras como la del parque científico.

De este modo, el presidente provincial se mostró tranquilo con el escenario actual, tras cerrar un 2020 en el que el remanente se ha incrementado en casi once millones más. Según Izquierda Unida se trata del mayor aumento de los últimos seis años.

Por otra parte, el grupo de IU también aludió a la subida de los fondos líquidos con los que cuenta la Diputación en el banco, y que ya ascienden a casi 77 millones. En 2015, la cifra era de apenas 44,6.

Requejo insistió en que hay “muchas inversiones en marcha”, recordó que iniciativas como los planes de obras, con un coste de seis millones de euros, se financiarán íntegramente con cargo al remanente, y destacó el “trabajo” del equipo de Gobierno por dar salida a las cuestiones necesarias:“Para Izquierda Unida, si todo va peor, mejor”, lamentó el presidente provincial, que aseveró que el trabajo seguirá por la misma línea.

IU critica la gestión y lamenta “el retraso en el desarrollo”

Más allá de comunicar los datos, el grupo provincial de Izquierda Unida realizó una valoración política negativa de la gestión llevada a cabo por el equipo de Gobierno de la Diputación en materia económica:“La cantidad de remanentes sin gastar, el incremento de este año y el dinero depositado en el banco constituyen tres tristes marcas que repercuten en el desarrollo de la provincia, porque es dinero no gastado, inversión no ejecutada y retraso en el desarrollo de Zamora”, lamentó el partido liderado por Laura Rivera en La Encarnación.

En ese sentido, IU señaló a Ciudadanos y al Partido Popular, y criticó que “se consideren a sí mismos buenos gestores”. “Este aumento del dinero no gastado se produce, además, en un año en el que el Gobierno levantó, por culpa del COVID, las restricciones a las entidades locales para gastar en base a la Ley Montoro”, indicó Rivera, que aclaró que ahora la única explicación es “la mala gestión” política.

La portavoz de Izquierda Unida aludió también al “retraso de prácticamente todas las obras en los pueblos” que se habían fiado al remanente, y recordó otras cuestiones como la ejecución de tan solo el 10% de las subvenciones a autónomos y empresas que sufren la crisis del coronavirus.