La Casa Betania ya ejerce como nuevo hogar de acogida de Cáritas en Zamora. El obispo de la diócesis, Fernando Valera, ha bendecido el edificio este jueves, a modo de inauguración de un espacio "al servicio de los más pobres, de las personas que están en la calle y que no tienen hogar", según ha indicado el propio prelado.

El edificio, situado en la calle Sor Dositea Andrés, al pie de la Rúa de los Francos, sustituye al Madre Bonifacia y podrá dar cabida a 29 personas sin hogar, gracias a una remodelación de las instalaciones que ha tenido un coste de 1,2 millones de euros y que ha permitido dotar de recursos al inmueble para "dar una atención más digna".

Valera ha subrayado que, aparte de la acogida como tal, en el centro se están repartiendo "más de 50 comidas diarias para quien más lo necesita", y ha abogado por "tender la mano" a las personas sin recursos.

Por su parte, el responsable de Cáritas en Zamora y en Castilla y León, Antonio Martín de Lera, ha explicado que la casa está ya "prácticamente llena", y ha asegurado que "en Zamora, ahora mismo, no hay gente en la calle, y si la hay es porque quiere estar". Además, el presidente de la organización ha explicado que "hay menos personas de paso por la pandemia", y ha recordado que "la calle es muy dura" en circunstancias como la actual.

Al acto han acudido representantes de la Subdelegación, de la Junta y de la Diputación, aunque Martín de Lera ha aclarado que no ha habido ninguna aportación institucional para financiar las obras.