Un nuevo infectado por coronavirus se suma en las residencias de mayores de la provincia de Zamora, según el balance que acaba de publicar la Consejería de Familia de la Junta de Castilla y León. Son 481 los residentes a los que se se ha diagnosticado la infección, de los cuales 363 la habrían superado ya, según los datos autonómicos.

La buena noticia que llega de las residencias es que no se cuentan nuevos fallecidos, con lo que la cifra global no se mueve: 153 personas en total, 90 muertos con COVID confirmado y 63 con síntomas compatibles. Ha bajado incluso el número de aislados con síntomas en los geriátricos, de cinco a tres, mientras que se mantienen los que están en aislamiento preventivo sin síntomas, 28.