El Servicio de Gestión Tributaria y Recaudación del Ayuntamiento de Zamora ha sacado a pública subasta tres inmuebles que han sido embargados en procedimientos de apremio y tras un largo proceso administrativo sin que sus titulares hayan atendido las reclamaciones efectuadas por sus deudas tributarias.

Se trata de un local comercial de 54 metros cuadrados en la calle Imperial número 4, cuyo tipo de subasta está fijado en 19.824,67 euros; y dos plazas de garaje situadas en la calle Arapiles 28 (con un tipo de subasta de 10.424,09 euros) y Sancho IV número 23 (con un tipo de subasta de 9.865,48 euros).

El proceso se realiza mediante subasta electrónica abierta, a través del portal de subastas del BOE: https://subastas.boe.es/subastas_ava.php, donde los interesados pueden acceder a toda la información sobre el procedimiento. No obstante para participar en las pujas es necesario registrarse previamente mediante certificado electrónico o el sistema Cl@ve de la Agencia Tributaria. El proceso de subasta permanecerá activo hasta el día 29 de junio a las 18:00 horas.

Recientemente el Ayuntamiento sacó a subasta otras dos plazas de garaje y un trastero, y en próximas fechas está previsto el procedimiento público a través del mismo portal de subasta del BOE, para la enajenación de numerosos plazas de garaje, así como una vivienda, una casa y un local de negocio, situados en distintas zonas de la ciudad.

Se trata en todos los casos de bienes embargados por el Servicio de Gestión Tributaria tras un largo proceso administrativo sin que se haya saldado la deuda tributaria. En este sentido el concejal de Hacienda, Diego Bernardo, manifiesta que "antes de llegar a una ejecución de embargo se han intentado todas las vías posibles para evitarlo; pero debemos ser conscientes de que es necesario saldar nuestras deudas con las administraciones públicas, porque de lo contrario estaríamos defraudando al conjunto de los ciudadanos que si cumplen con sus obligaciones tributarias".

Diego Bernardo asegura además que en ningún caso se realizan embargos de inmuebles ocupados por personas y que todos los bienes que salen a subasta del Ayuntamiento están vacíos o en desuso.