Una nueva víctima mortal hay que sumar a las 90 que hasta ayer se había cobrado el coronavirus en la provincia y que rompe la buena racha de asuencia de muertes que estaba dejando el mes de junio en Zamora. No hubo que sumar nuevos óbitos en las residencias, que se mantienen con 123 fallecidos, 60 confirmados de COCID y 63 fallecidos con síntomas.

No se han registrado nuevas infecciones, con lo que la cifra oficial de infectados se mantienen en 1.012 (637 con prueba PCR), 347 curados (dos más que ayer) y los mencionados 91 fallecidos.

Todas las zonas básicas de salud de la provincia se mantienen en verde en el mapa que elabora la Junta lo que significa ausencia de casos nuevos confirmados por PCR en la última semana, tras abandonar el pasado martes el color amarillo (con cinco casos) la zona básica de salud de Santa Elena.

La situación de las residencias sigue siendo estable, con 314 infectados acumulados de los cuales 283 están libres de carga viral. Los aislados con síntomas siguen siendo 8 y sin síntomas 42, un menos que la jornada precendente.

En cuanto a los sanitarios infectados el portal de Sanidad indicaba ayer 50 en la provincia de Zamora, cuando toda la semana venía dando 51, aunque no es extraño un pequeño baile de cifras en esta estadística.