El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, inició ayer su intervención en el Congreso de los Diputados con un mensaje de condolencia a los familiares de las dos víctimas mortales del trágico accidente ferroviario ocurrido el martes en La Hiniesta. El presidente del Gobierno abrió ayer el debate sobre la nueva prórroga del estado de alarma con unas palabras de condolencia que, en nombre del Gobierno, dirigió a las familias de los dos fallecidos.

Recordó Sánchez las causas y cómo se produjo el accidente del Alvia y, a continuación, confirmó que la mayoría de los pasajeros que viajaban en los diferentes vagones "está ya en sus casas". No obstante, reconoció que los viajeros "debieron sufrir momentos insoportables y de pánico", por lo que deseó a los afectados que "se recuperen física y emocionalmente cuanto antes".

"Lamentablemente", prosiguió Sánchez, el accidente "ha arrebatado la vida a dos personas que merecen nuestra consideración y nuestro homenaje". Por último, trasladó un mensaje de "cariño y apoyo" a las familias de los fallecidos en el accidente.