Caja Rural de Zamora, en línea con el resto de entidades del grupo, facilita desde ayer el cobro de las prestaciones por desempleo a sus clientes. Además, para evitar posibles riesgos realizará el abono en las cuentas de forma automática, medida con la que pretende evitar que personas que pertenecen a colectivos de riesgo tengan que acudir a las sucursales para actualizar sus libretas o retirar efectivo en el cajero.

De otro lado, Caja Rural de Zamora recordó ayer que todos los clientes pueden acceder al servicio de banca online ruralvía.com o a la aplicación ruralvía móvil, y realizar desde su casa operaciones como traspasar dinero entre sus cuentas, realizar transferencias, pagar recibos, aplazar el pago de compras realizadas con sus tarjetas de crédito, o consultar los ingresos y gastos registrados durante las últimas semanas, entre otras muchas opciones. La medida se suma a las iniciativas incluidas en el Plan de Ayudas de Caja Rural para aligerar la presión financiera en la crisis sanitaria.