La demora en la tramitación de los ERTE se deja ver en los datos de afiliación a la Seguridad Social ofrecidos por el Ministerio de Trabajo. Según las cifras ofrecidas ayer, un total de 5.575 trabajadores se encuentran actualmente en una situación de suspensión total o parcial por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). No obstante, los datos que maneja la Junta de Castilla y León sobre presentación de expedientes arrojan una cifra sensiblemente mayor, con 7.979 zamoranos en ERTE al día de ayer. Por provincias, el número de afectados por ERTE por fuerza mayor son 6.396 en el caso de Ávila; 19.655 en Burgos; 19.588 en León; 10.295 en Palencia; 8.238; 16.193 en Salamanca; 7.665 en Segovia; 5.477 en la provincia de Soria; en Valladolid, 34.166; y 5.575 en el caso de la provincia de Zamora.

En cuanto a la afiliación general en término interanuales, el peor comportamiento se registró en Palencia, con un descenso del 5,09% (3.299 cotizantes menos); Burgos, con un 4,61% menos (6.867); un 4,23% en Salamanca (5.091); un 3,81% en Zamora (2.179); en Ávila, un 3,85% (2.061); un 3,93% en León (6.243); en Valladolid, un 3,60% menos (7.838); un 3,27% en Segovia, y un 3,08% en Soria (1.209).