El Ayuntamiento de Toro aprobará hoy en comisión informativa de Gobierno y Gestión Económica un nuevo reconocimiento extrajudicial de crédito, por un montante de 107.000 euros, para proceder al pago de facturas pendientes, con el objetivo de que los proveedores puedan disponer de una mayor liquidez en las actuales circunstancias provocadas por la pandemia del coronavirus. Tomás del Bien, alcalde de Toro, destacó que las facturas pendientes incluidas en el reconocimiento extrajudicial de crédito se corresponden con el pasado ejercicio y que no pudieron ser abonadas a tiempo por diversos motivos, como que no fueron presentadas a tiempo o que, por el virus informático que atacó al sistema de gestión municipal, no pudieron ser descargadas.

Con el nuevo reconocimiento extrajudicial de crédito, el Ayuntamiento de Toro pretende liquidar todas las facturas pendientes de abonar a distintos proveedores para "dejar a cero" la deuda y respaldar a autónomos o empresas que, por la situación de emergencia sanitaria han tenido, en algunos casos, que paralizar su actividad. Tras la declaración del estado de alarma, como remarcó Del Bien, el Gobierno local adoptó una serie de medidas de flexibilización fiscal, entre las que incluyó garantizar el pago de facturas pendientes a proveedores de la entidad, tras valorar que el citado abono contribuirá a mejorar la liquidez y la capacidad económica de contratistas, distribuidores y autónomos para afrontar una situación excepcional.

De otro lado, el alcalde matizó que para el equipo de Gobierno no acumular ningún pago pendiente "era una prioridad" al inicio del estado de alarma, por lo que una vez aprobado el reconocimiento de las facturas en el pleno virtual que se celebrará el próximo miércoles, procederá a su abono inmediato. Por último, Del Bien anunció que el Ayuntamiento estudia la adopción de otras medidas económicas para apoyar a autónomos o pymes que desarrollan su actividad en el municipio. Las medidas serán concretadas en los próximos días, una vez se pongan en marcha las fases de la desescalada.