14 de febrero de 2020
14.02.2020

La Diputación desliza un plan para que el Consultivo sea la sede del museo de Lobo

Cultura propone que el organismo regional se instale en el Antiguo Palacio Provincial y que la Oficina de Turismo se mueva al Ayuntamiento Viejo cuando quede libre

13.02.2020 | 19:51
La Diputación desliza un plan para que el Consultivo sea la sede del museo de Lobo

El responsable de Cultura y vicepresidente segundo de la Diputación, Jesús María Prada, ha abierto una nueva vía de debate sobre el lugar que debe ocupar el legado de Baltasar Lobo en la ciudad. En el seno de Zamora 10, y en consonancia con la idea de que el Ayuntamiento Viejo no es el espacio idóneo para albergar la obra del artista de Cerecinos de Campos, el representante del Partido Popular respaldó un plan a tres bandas que requeriría de un acuerdo global entre las administraciones para habilitar el espacio museístico en el edificio que ahora ejerce como sede del Consejo Consultivo de Castilla y León.

El plan trazado es el siguiente: la Diputación cedería las dependencias del Antiguo Palacio Provincial para que se instalaran allí los servicios del Consejo Consultivo. Ese movimiento obligaría a reubicar la Oficina de Turismo conjunta que próximamente se va a estrenar en el citado edificio de la calle Ramos Carrión. El destino de ese servicio de información turística sería el Ayuntamiento Viejo, donde lógicamente ya no se establecería el museo de Lobo y de donde está previsto que se marche la Policía Municipal cuando concluyan las obras en el inmueble del Banco de España, futura sede del Cuerpo local.

Esta idea, que comienza con la voluntad de la Diputación de ceder su espacio al Consultivo, precisaría de un consenso que se presenta complicado. Primero, habría que ver en qué condiciones estaría dispuesto el organismo regional a abandonar su actual ubicación. Hay que tener en cuenta que el edificio donde Zamora 10 quiere que se traslade la obra de Baltasar Lobo se inauguró en 2012 tras una inversión de unos diez millones de euros de la Junta de Castilla y León. El cambio que plantea Zamora 10, y que acompaña la Diputación con su oferta, implicaría una renuncia del Consejo Consultivo a esos espacios a cambio de otros de carácter más modesto.

Por lo pronto, las fuentes del Consejo Consultivo a las que recurrió ayer este medio evitaron realizar declaraciones en cualquier sentido. Hasta la fecha, nadie se ha puesto en contacto con el organismo regional para proponer un hipotético cambio de sede.

Por su parte, el Ayuntamiento de Zamora tampoco parece muy por la labor de cambiar de parecer. La idea del equipo de Gobierno encabezado por Francisco Guarido es que la obra de Lobo se ubique en el antiguo consistorio y no participarán "en mesas que vayan por el camino contrario". El alcalde defendió hace apenas dos semanas que se trata de una cuestión de "congruencia" y dejó patente que su postura era prácticamente inamovible. Ayer, el responsable de Izquierda Unida evitó hacer más valoraciones al respecto.

Esa postura del Ayuntamiento de Zamora limita el recorrido de la iniciativa planteada desde la Diputación. En declaraciones a este medio, Jesús María Prada confirmó que la institución no iría más allá de esta propuesta. Es decir, desde La Encarnación reconocen que la titularidad del legado de Baltasar Lobo pertenece a la competencia municipal y que debe ser su equipo de Gobierno el que negocie con el resto de los implicados si quiere tirar del hilo lanzado por la Administración provincial.

En las circunstancias actuales, todo apunta a que el equipo de Gobierno municipal hará caso omiso de esta propuesta y seguirá adelante con su proyecto. Próximamente deberían comenzar las obras en el Banco de España para que la Policía Municipal pueda dejar libre el Ayuntamiento Viejo. Ahí, salvo giro inesperado, comenzará la cuenta atrás para reformar el edificio situado en plena Plaza Mayor y habilitar las dependencias para acoger la obra de Baltasar Lobo.

El argumento con el que Zamora 10 trata de evitar que esto se concrete incide en la posibilidad de lograr un eje que vaya desde la Oficina de Turismo en la Plaza Mayor hasta el Museo de Baltasar Lobo por todo el casco antiguo. "Respetamos las posturas que toma Zamora 10, pero no podemos participar en cuestiones que entran en contradicción con nuestros objetivos", insistió Francisco Guarido a finales de enero.

En cuanto a la Oficina de Turismo, Jesús María Prada explicó que, independientemente de lo que suceda con su ofrecimiento al Consultivo, las obras para instalar el espacio de información conjunto en el Antiguo Palacio Provincial se concretarán a lo largo de los próximos meses. Este proyecto está ideado para que se plasme de forma inminente, mientras que el movimiento del Museo de Baltasar Lobo se dilatará más en el tiempo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.