El Ayuntamiento de Zamora se ha involucrado de manera directa en la creación de la Ruta del Vino de Zamora, de la que formará parte con el resto de localidades integradas dentro de la denominación de origen Tierra del Vino de Zamora. A este sello de calidad pertenecen las bodegas situadas al sur del Duero, principalmente en Zamora, aunque también con algunos pueblos de Salamanca. Y con la futura Ruta del Vino se pretende acceder a un nicho de turismo enológico del que ya forman parte las denominaciones de origen de Toro y Arribes. El concejal del ramo, Christoph Strieder, ha valorado la creación de este activo turístico como "una máquina de difusión" que podría llegar "a dónde el Ayuntamiento no lo haría nunca con recursos propios". Una vez creada, la ruta se integraría en la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin), que habitualmente está presente en ferias del sector a nivel mundial.

El objetivo del Ayuntamiento de Zamora es que la capital se convierta en "la puerta de entrada" para el turista enológico que acude a la provincia atraído por la tradición y la calidad de sus caldos. La ruta cuenta con el respaldo de la Diputación.