Una joven zamorana se dio cuenta, casi por casualidad, que en su cuenta bancaria figuraban varios cargos de diez euros que venían con el concepto "Pago en FACEBK fb.meads". Sin conocer el origen de los pagos decidió indagar en fechas anteriores y se encontró con que tenía también otros pequeños cargos, muy repetidos, de pequeñas cantidades de dinero, diez euros, aunque había alguno un poco más alto, los 18 euros que le habían retirado de la cuenta bancaria el pasado 1 de diciembre.

Al ser pequeñas cantidades no se había dado cuenta, hasta que la suma le salió de ojo y averiguó los múltiples cargos cuya procedencia es desconocida. Sospecha que todo ha podido venir de algún tipo de estafa tras realizar una compra por Internet en la que tuvo que meter los números de la tarjeta, pero tampoco sabe si esta ha sido la causa exacta.

Por si acaso dio la tarjeta de crédito de baja en el banco y se dirigió acto seguido hasta la Comisaría de la Policía Nacional donde se encontró con una larga fila de personas que estaban realizando el mismo trámite: denunciar presuntas estafas por la clonación de tarjetas de crédito o algún método similar para llevar a cabo estafas por Internet.

Los denunciantes iban intercambiando sus experiencias y todas eran diferentes, ya que algunos habían realizado compras por Internet, otros no, y otros habían utilizado sistemas teóricamente seguros, como el pay-pal, por lo que tendrán que ser los investigadores los que determinen el tipo de estafa utilizada en cada caso.

Algo común a todas las estafas es que se va detrayendo de las cuentas bancarias pequeñas cantidades de dinero, de 40 en 40 euros, aunque también había casos en que el botín era de una cantidad mayor, superior a los cien euros, e incluso intentos que no lograron su objetivo de comprar en tiendas de marca. Había otro caso curioso de una persona a la que le había llegado un cargo de 30 euros de un taxi de Nueva York.

Las denuncias están presentadas, aunque no está claro qué posibilidades tendrá la Policía de atrapar a los autores.

En todo caso deben servir de llamada de atención para que todo el mundo extreme las precauciones a la hora de realizar compras por Internet o el pago con tarjeta. De hecho, en la pasada festividad de la Policía Nacional, el 2 de octubre, el comisario jefe de Zamora, Ubaldo de la Torre advertía que "nos están desbordando un poco y están subiendo los delitos cometidos a través de Internet, como la clonación de tarjetas sobre todo. Porque hay muchos medios de clonación, incluso "al paso" cuando hay aglomeración en supermercados o espectáculos públicos". Ángel Blanco, subdelegado del Gobierno en Zamora, señaló asimismo que "los delitos informáticos están en alza. Como ejemplos que están subiendo vertiginosamente a través de Internet está el tema de fraude en tarjetas de crédito con cargos fraudulentos y también compras que se hacen a través de la red". Y por ello pedía a los ciudadanos que "extremen la precaución cuando hagan cualquier tipo de operación".