El objetivo de la Junta de Semana Santa es lograr un convenio a cuatro bandas, entre Ayuntamiento, Diputación, Junta y Gobierno para financiar la obra del nuevo Museo, aunque aún es pronto para hablar de los porcentajes que pondrá cada cual e incluso de los plazos. "Los arquitectos dijeron que la obra podría hacerse en dos años desde que se inicie. Pero primero tendrá que estar firmado el convenio entre administraciones, con la financiación garantizada, después hay que hacer el derribo que lleva sus trámites y su ejecución, tiene que hacerse la obra, en dos años y el equipamiento. Por lo menos estamos hablando de un empeño de tres años desde que empiece el derribo a la inauguración, si no pasa nada, ni hay incidencia, porque las obras se empiezan cuando se empiezan y se terminan cuando se terminan, pero parece que todo el mundo coincide en que es algo que debe soportarse en tres ejercicios presupuestarios y por lo tanto, tres años de obra, aunque es algo que queda por definir", indicó Rufo Martínez de Paz

El secretario explicó que el compromiso de las cuatro administraciones parece firme pase lo que pase tanto en las elecciones del 10 de noviembre como en las que pueda haber en un futuro, ya que "este es un proyecto a medio plazo" y beneficioso para la ciudad y provincia, por lo que gobierne quien gobierne parece ahora mismo seguro que saldrá adelante.