El sector inmobiliario ha registrado también un buen comportamiento a lo largo de los seis primeros meses del año. Según los indicadores de Unicaja Banco, el número de compraventas de viviendas se ha incrementado un 1,7% en el acumulado enero-julio de 2019 respecto al mismo periodo del año anterior (7,5% en Castilla y León). En lo tocante a la antigüedad de las viviendas, las transacciones de viviendas nuevas han crecido a mayor ritmo que las relativas a viviendas usadas (20,6% y 0,7%, respectivamente), destacando el peso de las segundas sobre el total de compraventas (93,8%). Además, tal y como revela la entidad bancaria, "las hipotecas sobre viviendas han mostrado buen tono en la primera mitad de 2019, aumentando el número un 3,9% en términos interanuales (9,8% en Castilla y León)". Más pronunciado ha sido el incremento del capital suscrito por estas hipotecas (15,5%), por lo que el importe medio ha experimentado el aumento más acusado de la región (11,1%, frente al 1,0% regional).

En el ámbito empresarial, el número de sociedades mercantiles creadas hasta julio ha disminuido un 2,5% interanual, frente al aumento registrado en Castilla y León (4,1%). Por otro lado, el número de disoluciones ha crecido un 4,7% en el mismo periodo (9,3% en el conjunto regional). Así, el índice de rotación (sociedades disueltas y creadas) se ha incrementado en torno al 2,6% hasta julio en la provincia, situándose en el 38,5% (34,9% en Castilla y León).