El Juzgado de Zamora ha dado la razón al Ayuntamiento de Zamora en su conflicto con Construcciones Ortiz, concesionaria del aparcamiento subterráneo de Reyes Católicos, que pedía no pagar los 160.000 euros anuales al Consistorio y una subvención de 440.000 porque, dicen, la infraestructura no es rentable.

Según la información suministrada por el Ayuntamiento la empresa se apoyaba en cuestiones como que existe un aparcamiento de 118 plazas en el hospital, que las parcelas de la zona se usan como aparcamientos sin que el Ayuntamiento haga nada o que existen numerosas plazas gratuitas en la zona. El Consistorio, por su parte, siempre ha defendido que la empresa debe asumir el riesgo del negocio, que el aparcamiento en superficie del hospital existía antes de que se iniciara la obra y que es responsabilidad del concesionario que el nivel de ocupación no acabe de repuntar. "Con esta sentencia queda claro que la empresa deberá cambiar su modelo de gestión si quiere más rentabilidad". El Ayuntamiento recuerda que ya atendió la solicitud de bajada de precios que se hizo en su día.