23 de agosto de 2019
23.08.2019

El fin de los trabajos en Feria 11 deja libre un tramo de muralla de 250 metros

Los operarios terminan de retirar en estos días los escombros del inmueble de cuatro plantas, uno de los más elevados entre los construidos en la avenida

22.08.2019 | 20:39
Un viandante observa los últimos escombros de lo que fuera el edificio de Feria 11.

Sin prisa, pero sin pausa, así han sido los trabajos de demolición del edificio número 11 de la avenida de la Feria, que comenzaron a finales del pasado mes de julio y que, una vez derribado el inmueble, se han centrado en ir retirando los cascotes y escombros de la zona, con lo que los viandantes ya se pueden ir haciendo una idea de cómo va a quedar esta zona con una nueva parte de la muralla liberada.

De hecho, el derribo de este edificio ha hecho que queden exentos de cualquier obstáculo visual un total de 250 metros de recinto amurallado. Y es que esta primera fase de derribos para liberar la muralla ha provocado la desaparición de ocho edificios anexos a la fortificación.

Reducir a escombros este edificio no ha sido tarea fácil, puesto que ha habido algún que otro contratiempo que el Ayuntamiento de Zamora ha sabido solventar con celeridad. El primero fue una avería en la máquina de demolición, que provocó una paralización de la obra nada más iniciarse el proceso. Hubo que esperar a conseguir una pieza de repuesto –traída desde Asturias– para continuar con las labores de demolición.

El segundo contratiempo llegó con el temporal de finales del mes de julio. El fuerte viento hizo que los responsables de la obra optaran por parar de nuevo el derribo, a la espera de que se calmara el aire y se pudiera realizar con todas las garantías. La grúa de derribo había comenzado a trabajar en la zona más próxima a la carretera, por lo que se dejó para la fase final la parte del inmueble que estaba en la parte trasera, junto a la propia muralla. Estos pequeños percances provocaron que las tareas de derribo se alargaran un poco más de lo inicialmente previsto por los técnicos a la hora de estudiar la obra y cómo ejecutarla de la manera más eficiente.

Lo que no dejaron a la suerte fue la seguridad en todo el proceso, sobre todo durante los dos primeros días de trabajo, ya que se trataba de un edificio de una altura considerable. En la mente de muchos todavía estaba lo ocurrido con el inmueble de la avenida de la Feria 31 y las cuatro alturas de este edificio suponían un peligro añadido a estas tareas. Entre otras medidas, desde el Ayuntamiento se optó por cerrar uno de los carriles al tráfico –el más cercano al edificio– y dejar que los agentes municipales se encargaran de redirigir a los vehículos, con la señalización oportuna.

Una vez que se terminen de retirar todos los escombros –apenas quedan unas piedras y restos de hierros que ayudaban a sustentar el edificio, deshabitado desde hace tiempo– y se vayan las máquinas y operarios que han estado trabajando en las últimas semanas, el siguiente paso será ampliar la zona de la acera –como ya se puede apreciar en parte de esa misma vía– para hacer más cómodo el acceso y adecentar la zona ajardinada, con lo que se logrará un tramo más uniforme, a expensas de nuevos derribos en la zona.

Y es que ése es uno de los objetivos del actual equipo de Gobierno dirigido por Francisco Guarido, que en los últimos cuatro años ha avanzado a pasos agigantados en esta tarea que pretende incluir de una manera más visible a la muralla en la ciudad, convirtiéndola además en todo un reclamo turístico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.