18 de agosto de 2019
18.08.2019

Los problemas de Zamora para digerir el "boom" inmobiliario: 2.492 pisos sin vender

El stock de viviendas nuevas paradas, que llegó a ser de 4.049 en el año 2008, no ha conseguido dar salida ni a la mitad de las casas una década después

17.08.2019 | 21:01
Un piso en venta en Zamora

La provincia está teniendo especiales dificultades para digerir el stock de viviendas nuevas sin vender que dejó atrás el estallido de la burbuja inmobiliaria cuando llevamos ya cerca de una década desde que el ladrillo dejó de convertirse en el motor de la economía nacional para pasar a considerarse uno de sus lastres.

En Zamora había 4.049 viviendas nuevas sin vender en el año 2008 y una década después todavía quedan más de la mitad, concretamente 2.492, según los datos del Ministerio de Fomento, publicados en su último informe sobre el stock de pisos nuevos referido a 2018.

Aunque es cierto que el problema de la burbuja inmobiliaria afectó en Zamora en menor medida que en otras partes del país, también lo es que en la provincia está costando adelgazar la bolsa de viviendas que quedaron terminadas pero sin comprador que pudiera ocuparlas. En el último año, la tendencia de absorción del stock de viviendas continuó tanto en España como en la provincia de Zamora. Sin embargo, mientras en el conjunto del país se reducía a un ritmo de 3,6 puntos porcentuales, en Zamora cayó apenas un 0,92%, de los 2.505 pisos a finales de 2017 a los 2.492 que había al acabar 2018.

Y es que fueron los primeros años cuando el stock se reducía más rápidamente, mientras que en los últimos la burbuja inmobiliaria se resiste a desaparecer, en una digestión que se está prolongando más allá de lo recomendable.

Así, la bolsa de pisos de 2008, que eran de 4.049 en Zamora, bajó hasta los 3.170 en el año 2011, cuando la construcción había dado ya en frenazo. En el año 2012 el stock de viviendas nuevas sin vender se había reducido a 2.873, en el año 2013 eran 2.703, en 2014 alcanzaban las 2.654, en 2015 un total de 2.591, en 2016 eran 2.555, en 2017 se mantenían en 2.505 y lograban bajar de la barrera de las 2.500 el pasado año.

El stock acumulado disminuye en todas las comunidades autónomas, excepto en Canarias, Ceuta y Melilla. Las comunidades del País Vasco y Baleares destacan con caídas superiores al 10%. En las provincias de Guipúzcoa, Málaga, Huelva, Huesca, Lugo y Baleares el stock acumulado disminuyó más de un 10%.

Si bien Zamora representa apenas un 0,5% del stock de viviendas a nivel nacional, no hay que minusvalorar la importancia de esta bolsa de pisos sin vender. De hecho, el stock de viviendas nuevas sin vender de la provincia de Zamora representa el 1,76% del total que es una proporción muy parecida a lo que supone esta bolsa de viviendas atrapadas sobre en el conjunto del país, donde representa en 1,79%.

El informe del Ministerio de Fomento refleja, en fin, una constante reducción del stock de viviendas nuevas sin vender procedentes del boom inmobiliario en España desde el año 2010 hasta la actualidad, si bien el volumen de los pisos en esta situación alcanzó tal magnitud que una década después queda aún una buena parte que no ha encontrado salida, no sólo en Zamora, sino en la mayoría de las provincias del país. Y de momento no se atisba que se vaya a acelerar el proceso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.