20 de julio de 2019
20.07.2019

Compra un cachorro de yorkshire por Internet y recibe un perro viejo

El Seprona investiga a dos zamoranos por presuntos delitos de estafa y falsedad documental en transacciones con animales

19.07.2019 | 19:15
Un agente de la Guardia Civil revisa documentación.

Esperaba recibir un coqueto cachorro de Yorkshire Biewer y lo que se encontró fue una cosa muy diferente: un perro que no se ajustaba ni en edad ni en características a lo que había acordado. Eso es lo que le ha pasado a una ciudadana de Huesca, quien ha presentado una denuncia ante la Guardia Civil por una presunta estafa iniciada desde la provincia de Zamora. Ante ello, los agentes del Seprona de la Comandancia local han decidido abrir una investigación a dos personas por cometer presuntos delitos de estafa y falsedad documental en la compraventa de animales. Un episodio que ha revelado una serie de irregularidades y que se inició a través de un simple contacto mediante una página web.

Los hechos se remontan al pasado 15 de julio, según han apuntado fuentes de la Comandancia, cuando una ciudadana presentó en Huesca una denuncia tras la compra de un perro realizada por Internet. Según el relato de la víctima, ella compró un cachorro de Yorkshire Biwer a través de un anuncio de una página web y una vez puestos de acuerdo todos los aspectos de la transacción con el vendedor, realizó la transferencia del dinero para cerrar el trato.

Días después, la perjudicada recibió el animal en su domicilio y lo llevó al veterinario, donde se comprobó que las características referentes a la edad del perro no se correspondían con lo acordado. Igualmente, los especialistas se percataron de que la documentación aportada, el pasaporte, parecía manipulada. "Había irregularidades tanto en lo plasmado como en el número de hojas que debería tener el citado documento; de hecho, no se pudo comprobar si el animal estaba al corriente de los tratamientos sanitarios obligatorios", han señalado desde la Comandancia de la Guardia Civil.

Realizadas las correspondientes gestiones, la víctima pudo comprobar que la documentación, además de estar alterada, no se correspondía con el perro que había adquirido. En ese momento, puso los hechos en conocimiento de la Guardia Civil, que pudo conocer que los vendedores carecían de la autorización de núcleo zoológico para la cría y la venta de animales. Ante esto, la Guardia Civil de Zamora, concretamente componentes del Seprona, han decidido iniciar una investigación a dos personas como presuntas autoras de un delito de falsedad documental y estafa en una transacción con animales.

Los hechos, por lo tanto, continúan pendientes de la pertinente investigación por parte de la Comandancia de la Guardia Civil de Zamora que, en colaboración con la de Huesca, ha podido desentrañar los presuntos delitos que estos dos ciudadanos habrían cometido con la compraventa del perro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.