25 de mayo de 2019
25.05.2019

ADIF restablece mañana el servicio entre Zamora y Ourense tras las obras del AVE

El próximo 10 de junio se electrifica la línea en ejecución entre la capital y Sanabria

24.05.2019 | 22:22
Operarios trabajan en las vías del tren en una imagen de archivo.

ADIF restablece mañana, a partir de las cinco de la madrugada, el tráfico ferroviario en la línea de ancho convencional Zamora-Ourense, interrumpido desde la noche del 8 de mayo debido a las obras de construcción de la LAV Madrid-Galicia en varios puntos.

La complejidad de los trabajos, especialmente en el tramo Taboadela-Ourense, han obligado a ADIF a prolongar el corte 48 horas más. La Alta Velocidad ha reunido en este corte extraordinario varios trabajos en puntos distintos con afección a la línea convencional Zamora-Ourense, con el fin de minimizar la repercusión sobre la conexión ferroviaria Madrid-Galicia.

Las obras más complicadas han sido las relacionadas con la adaptación a la alta velocidad del tramo Taboadela-Ourense y la implantación del ancho estándar en dicho recorrido, de 16 km de longitud. En este tramo, el túnel de entrada a Ourense denominado de San Francisco, ha presentadosingularidades imprevistas desde el punto de vista geotécnico, que han obligado a intensificar los medios para que, dentro de los límites, se garantizase la absoluta estabilidad del túnel y se produjeran las menores molestias posibles al vecindario.

ADIF lamenta las molestias ocasionadas por la interrupción al tráfico ferroviario del tramo Zamora-Ourense, así como por los ruidos en el entorno urbano del túnel de San Francisco, según ha manigfestado en un comunicado público.

Por otro lado, ADIF Alta Velocidad efectuará a partir de las doce de la noche y un minuto del 10 de junio la puesta en tensión de la catenaria (línea aérea de contacto) para la tracción eléctrica del tramo entre Zamora y Pedralba de la Pradería, correspondiente a la línea de ´alta velocidad Madrid-Galicia.

La puesta en tensión de la catenaria, sistemas asociados y centros de autotransformación de estos 110,7 kilómetros de vía tiene como objetivo continuar con las pruebas necesarias para la puesta en servicio del tramo Zamora-Pedralba.

La electrificación de la nueva línea de alta velocidad está configurada en un sistema de 2x25.000 voltios en corriente alterna y 50 hertzios de frecuencia. La alimentación de energía eléctrica a la línea se realiza mediante subestaciones de tracción, que transforman la tensión de 220 kilovoltios o 400 kilovoltios suministrada por Red Eléctrica de España, a los 2x25 kilovoltios necesarios para la catenaria de alta velocidad.

Este sistema de alimentación permite un mejor reparto de corrientes y es el utilizado en todas las nuevas líneas de alta velocidad en España. El sistema permite ampliar la distancia entre subestaciones de tracción hasta los 60-65 km aproximadamente, con el consiguiente ahorro en instalaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.