04 de mayo de 2019
04.05.2019

La muerte de un perro de un palazo "fue necesaria" dada su agresividad, según el fallo

La magistrada exculpa de maltrato animal a la mujer, que actuó en legítima defensa

03.05.2019 | 23:24
La magistrada del Juzgado de lo Penal en la sala de vistas.

"El golpe, aunque provocó la muerte" de un perro pastor "fue necesario" para que la mujer que lo paseaba pudiera preservar su integridad física, dado "el carácter agresivo" del can, que había matado a 13 ovejas del rebaño del hermano de la imputada, para quien la Fiscalía exigía un año de prisión por maltrato animal, tras el certero golpe que asestó en la cabeza de la mascota.

La magistrada del Juzgado de lo Penal acaba de absolver a la procesada y apunta en su sentencia que podría aplicarse la eximente completa de legítima defensa, puesto que el perro, llamado Tayson, "se le tiró al hombro derecho", mientras paseaba con él atado en abril de 2018 por el municipio de Fornillos de Fermoselle.

En ese momento, la mujer dio "un solo golpe en la cabeza" de Tayson con un palo que llevaba en la mano, un acto reflejo, según dijo en el juicio, para defenderse y que causó la muerte inmediata del can. Una conducta que la magistrada considera podría ser compatible con una situación de necesidad, dado que el animal "se le abalanzó y ella, instintivamente, sin prever las consecuencias, repelió la agresión con el palo". La sentencia hace especial hincapié en los antecedentes del perro, de raza capa negra, que "había atacado a las ovejas de un vecino, al menos, tres veces, matando a cuatro e hiriendo a otras tantas", así como a las de su dueño, "llegando incluso a comer a un cordero". La juez concluye que "resulta previsible" que la mujer "llegara a temer por su propia integridad física y por eso repeliera la agresión de forma instintiva utilizando el palo que llevaba en la mano" contra el perro, aunque este fuera atado.

A partir de esta consideración final, en la sentencia se apunta que "podemos afirmar que el golpe, aunque provocó la muerte del animal, no fue innecesario o, si se quiere más claramente, fue necesario, precisamente por el propio comportamiento del animal que intentó agredir a la acusada". La magistrada añade que cree que no se podría "exigir otra conducta diferente" a la imputada, que podría beneficiarse, incluso, de la "eximente completa de culpabilidad" al enfrentarse a una situación de "legítima defensa".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.