El Centro de Investigaciones Sociológicas prevé el fin del bipartidismo en la provincia de Zamora. La encuesta, que acaba de difundirse, indica que el PP perdería uno de sus dos diputados en la provincia de Zamora, escaño que iría a parar a Ciudadanos. No se cumplirían así las previsiones de los populares, que insisten en que la fragmentación del voto puede traducirse en dos escaños para el PSOE y uno para los populares. Los diputados electos serían, según la encuesta, Isabel Blanco, Mar Rominguera y José Antonio Bartolomé, la novedosa y polémica apuesta del partido naranja para estos comicios.

Ni Unidas Podemos ni Vox obtendrían representación por la provincia de Zamora. A nivel regional Podemos no conseguiría ningún diputado y Vox tiene opciones en León, Palencia, Salamanca y Valladolid.

Los datos salen del último barómetro del CIS, el único que ofrece datos provincializados. A nivel general la encuesta habla de un triunfo holgado del PSOE, que obtendría entre 123 y 138 escaños. Los socialistas doblarían en votos al PP, que se movería en una horquilla de entre 66 y y 76 diputados. Tercera fuerza sería Ciudadanos, con entre 42 y 51 diputados, mientras que la cuarta plaza se la tendrían que disputar Unidas Podemos (con 28-34) y Vox (29-37).

En Zamora la encuesta se ha llevado a cabo con más de doscientas entrevistas a ciudadanos de trece municipios distintos. La muestra es corta y el margen de error, del siete por ciento, elevado.