02 de marzo de 2019
02.03.2019

El partido judicial de Zamora lidera la pérdida de concejales en la provincia

De los 40 ediles que desaparecen por el descenso de población 16 corresponden al área de influencia de la capital, 8 a Benavente, 6 a Puebla y Villalpando, y 4 a Toro

01.03.2019 | 21:28
Recuento de votos en la junta electoral de Zamora en las pasadas elecciones municipales.

El partido judicial de Zamora será el que más concejales pierda en estas próximas elecciones municipales 16 correspondientes a nueve localidades que bajan un escaño en el escalafón por su número de habitantes por solo una que sube, Peleas de Abajo, que es el único pueblo no solo en esta zona sino en toda la provincia que tendrá que colocar dos sillas más en su salón de plenos para albergar a los ediles que salgan de las urnas el 26 de mayo.

El resto de los partidos judiciales anda en las mismas y de hecho los 40 concejales que perderá la provincia para los próximos comicios están repartidos por los cinco territorios electorales existentes. Así, el partido judicial de Benavente elegirá ocho concejales menos, al perder dos Santibáñez de Vidriales (que pasa de los nueve ediles que tiene ahora a siete), Arcos de la Polvorosa, Arrabalde y Villabrázaro, los tres con siete concejales ahora mismo que se convertirán en cinco a partir del último domingo de mayo.

El Partido Judicial de Puebla de Sanabria pierde seis concejales, correspondientes a tres localidades que pasan de los siete concejales a cinco: Hermisende, Palacios de Sanabria y Pedralba a la Pradería. El Partido Judicial de Villalpando está en la misma situación, ya que los habitantes de los pueblos que lo integran elegirán seis concejales menos, dos en cada una de las localidades de Cañizo, Castronuevo y Villalba de la Lampreana, que tendrán a partir de las próximas elecciones un pleno con cinco asientos, en lugar de los siete actuales.

Las cifras adelantadas ya por este diario y que ayer hacía oficiales la Subdelegación del Gobierno de Zamora colocan al Partido Judicial de Toro como el que mejor aguanta, con tan solo cuatro concejales menos, los dos de Pinilla de Toro y los dos de Pozoantiguo, localidades ambas que se quedan con cinco concejales frente a los siete actuales.

En el Partido Judicial de Zamora pasan de cinco a tres concejales las localidades de Vallesa de la Guareña, Piedrahíta de Castro, Losacio y Gamones, reducen sus representantes de siete a cinco en Argujillo, Olmillos de Castro y San Cebrián de Castro, en tanto que Corrales del Vino y Monfarracinos caen de nueve a siete y Peleas de Abajo gana y pasa de cinco a siete.

Todos los partidos judiciales han perdido población desde los anteriores comicios municipales de 2015. En el caso del partido judicial de Benavente son 2.446 habitantes menos, de los 37.710 que residían en los 56 pueblos que lo integran a los 35.264 que se contabilizan en la actualidad.

En Puebla de Sanabria la población cae en 901 habitantes, de los 9.495 de hace cuatro años a los 8.594 que residen ahora en los 27 municipios del partido judicial. En Toro la caída supera las mil personas, concretamente 1.237, ya que la población desciende de 16.845 a 15.608 en los 24 pueblos del partido judicial.

En el caso de Villalpando son, en números redondos, 600 habitantes menos, ya que pasa de ocho mil justos a 7.406 en los 13 pueblos que conforman el partido judicial. La mayor caída poblacional, 5.705 personas, se da en el partido judicial de Zamora capital, aunque abarca buena parte de la provincia y es con mucha diferencia, en más grande. Pasa de los 113.382 habitantes de hace cuatro años a los 107.677 actuales. Son 112 localidades de la provincia las que comprende el partido judicial de Zamora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.