La provincia ha cerrado el 2018 con 1.481 parados menos de los que tenía registrados cuando comenzó el año. Así lo indican los datos facilitados este jueves por el Servicio Público de Empleo, que arrojan también, eso sí, una cifra negativa: en diciembre, el número de demandantes de empleo creció en 30 personas, hasta las 11.848.

En todo caso, el ejercicio puede considerarse positivo en lo que a las cifras del paro como tal se refiere, y es que Zamora fue la provincia que más porcentaje de parados redujo a lo largo del 2018 en toda España, con una bajada del 11,11%.

Por sectores, el paro sigue acumulándose en servicios, donde se encuentran 7.793 de los desempleados en Zamora. Además, la brecha de género se mantiene, con 1.050 paradas más que parados.