El Ministerio de Fomento distribuyó recientemente unos mapas con el acortamiento del tiempo de viaje estimado con la entrada en servicio de las distintas fases del AVE a Galicia. En concreto uno de estos escenarios trata sobre lo que sucederá cuando entre en servicio el tramo entre Zamora y Pedralba de la Pradería. Y la estimación del ahorro de tiempo que supondrá el nuevo tramo es realmente sorprendente, nada menos que 52 minutos en 111 kilómetros. Este acortamiento del tiempo de viaje viene dado, por un lado, de la mayor velocidad que tendrán los trenes al viajar por la nueva línea de alta velocidad. Y se debe también a que se pone en servicio el nuevo sistema de seguridad Ertms, que es el que permite a los trenes tipo Alvia circular a 250 kilómetros hora en lugar de los 200 kilómetros hora que pueden alcanzar como máximo con el sistema actual, el ASFA. De hecho los trenes entre Zamora y Olmedo no pasan aún de los 200 kilómetros hora por esta circunstancia, aunque las previsiones de Fomento son que en cuanto entre en servicio el tramo entre la capital y Pedralba de la Pradería todo el trazado entre este punto y Olmedo esté preparado con Ertms y por tanto permita circulaciones de 250 kilómetros hora. Aún hay otra nueva oportunidad de mejora, con el nuevo material rodante que supondrán los trenes Avril una nueva generación de Talgo que se pondrá en marcha en un futuro en la línea entre Galicia y Madrid, actualmente servida con los modelos de Alvia.