15 de septiembre de 2018
15.09.2018

Desaparece la placa de bronce que acompañaba al busto robado del Rei Afonso Henriques

El conjunto sufre el segundo ataque en menos de un mes y ya solo queda la piedra

14.09.2018 | 23:33
Aspecto de la escultura del Rei Afonso Henriques, sin el busto ni la placa.

L. G.

Los delincuentes se ceban con la Fundación Rei Afonso Henriques. Si hace poco menos de un mes desaparecía el busto de bronce del considerado primer rey de Portugal, ahora los ladrones han vuelto para llevarse lo poco que quedaba de ese metal en la ya desfigurada escultura. Se trata de la placa identificativa que reconocía a la Academia de las Lenguas y las Artes de Cascais como donante del conjunto. Un elemento que ahora ha desaparecido y que ha dejado a esta obra situada en la parte exterior del recinto tan solo con el escudo y la espada en piedra. Este último robo hace pensar que las sospechas de la Fundación de que el primero de los actos no había sido puro vandalismo puedan resultar ciertas, dado que el interés de quienes han perpetrado este hurto parece ser el bronce. El suceso, al igual que el primero de los robos, ha sido puesto ya en conocimiento de las autoridades pertinentes.

La placa robada de la Fundación Rei Afonso Henriques reconocía a la entidad donante del conjunto. "Rei D. Afonso Henriques. Primer rey de Portugal. Estatua donada a la ciudad de Zamora por la Academia de Letras y Artes de Cascais con motivo de los 850 años del Tratado de Zamora. Zamora, a 30 de octubre de 1998". Así rezaba el grabado ahora desaparecido, apenas unas semanas después de que el busto de más de veinte kilos del guerrero luso desapareciera del jardín que da la bienvenida al antiguo convento de San Francisco.

La estatua del Rei Afonso Henriques, situada en el espacio exterior de la Fundación y que ahora se encuentra completamente desfigurada, conmemora el 850 aniversario del Tratado de Zamora que dio origen a la fecha de la formación de Portugal y al inicio de la dinastía alfonsina. Constaba de un busto del guerrero en bronce acompañado de un escudo y una espada en piedra, así como de la placa que reconocía a la Academia de las Lenguas y Artes de Cascais. Ahora, de todo ese conjunto, tan solo queda el grueso de piedra tallada y nada se puede hacer por el momento, más que esperar, hasta que las investigaciones den con los responsables de este ataque contra el patrimonio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.