19 de marzo de 2018
19.03.2018

El fiscal pide dos años para dos empresarios zamoranos por una estafa de gasóleo

Los acusados encargaron presuntamente combustible a nombre de otra firma

19.03.2018 | 09:10
Vehículos aparcados en el Centro de Transportes.

La Audiencia de Valladolid celebra mañana un juicio contra el propietario y administrador de la empresa Sanpritrans S.L.U. y el apoderado de la firma, R.S.C. y P.P.P, respectivamente, por un presunto delito de estafa relacionado con un pedido de 14.000 litros de gasóleo efectuado en julio de 2015 a nombre de una empresa que no había solicitado el combustible y, supuestamente, se quedaron con el carburante para sacar un rendimiento económico del mismo.

El fiscal solicita para cada uno de los encausados una condena de dos años de cárcel y, en concepto de responsabilidad civil, el pago de una indemnización de 17.920 euros a Discomtes Zamora, el valor del gasóleo defraudado, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas. Además, la acusación pública pide a los procesados que indemnicen a la suministradora del combustible y a la mercantil Transportes Hermanos Hernández Rodríguez 2005 S.L, cuyo nombre dieron como encargante del pedido, a los efectos de pagar los gastos de la demanda que la primera interpuso contra la segunda para reclamar el pago de un gasóleo que la demandada no había pedido en realidad.

En el juicio se reproducirán hechos ocurridos en julio de 2015 cuando R.S.C, como propietario y administrador de Sanpritrans, titular de un Centro de Transportes en Zamora, y el apoderado de la misma, P.P.P, ante las dificultades económicas por las que atravesaba la mercantil, se valieron, supuestamente, de la confianza lograda con la empresa suministradora de combustible Discomtes Zamora, radicada en Toro, para pedir 14.000 litros de gasóleo A en nombre de Hermanos Hernández Rodríguez 2005 S.L, ubicada en Carpio (Valladolid) y a la que ya habían hecho distintos servicios de este tipo con anterioridad. Así, los acusados se hicieron con la citada cantidad de combustible, que cargaron a nombre de la empresa de Carpio, sin haberlo pedido ésta, y trasladaron el combustible hasta un depósito que Sanpritrans tenía en Zamora, con el fin de obtener un beneficio económico con el que compensar los problemas económicos de la sociedad.

Impago

Con posterioridad, Discomtes , propietaria del gasóleo, vio impagada por parte de Transportes Hermanos Hernández Rodríguez la factura de 17.290 euros correspondiente al carburante, por lo que, en la errónea creencia de que el pedido lo había realizado la empresa de Carpio, inició contra ella una reclamación civil tramitada en el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Medina del Campo.

La demandada pidió entonces explicaciones a los ahora acusados y uno de ellos P.P.P, a fin de zanjar el asunto, firmó y entregó a la empresa demandante un pagaré por importe de 17.290 euros frente a la cuenta que Sanpritrans tenía en IberCaja, si bien este efecto mercantil no pudo ser cobrado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine