16 de febrero de 2018
16.02.2018
José Sacristán | Intérprete

José Sacristán, actor: "Es un regalo de personaje, hacerlo mal sería de cárcel"

""Muñeca de porcelana" hace una especie de colonoscopia del poder y de aquellos que manejan el cotarro político"

17.02.2018 | 05:06
José Sacristán, actor: "Es un regalo de personaje, hacerlo mal sería de cárcel"

Tras sesenta años sobre los escenarios, José Sacristán desciende ahora hasta las "alcantarillas" del poder en "Muñeca de porcelana", una intensa obra de vibrante ritmo que explora la política, la economía y los medios de comunicación en una espiral de sucesos que se desarrolla en apenas 24 horas. Se trata de la primera producción realizada en el mundo después del estreno de la obra original "China doll" en Broadway con Al Pacino como protagonista y David Mamet como autor. "¿Están los poderosos libres de rendir cuentas por sus actos? ¿Existe una élite que maneja los hilos con capacidad para variar el rumbo de los acontecimientos con tan solo una llamada telefónica?", sugiere la sinopsis de esta "colonoscopia del poder" que se representará el sábado 17 de febrero a las 20.30 horas en el Teatro Principal.

- ¿Ficción o realidad? El argumento de la obra es de tremenda actualidad.

-Lamentablemente, sí. La acción se desarrolla en Estados Unidos pero es aplicable a cualquier latitud. Mamet tiende como es su costumbre a poner la mirada en lo que le rodea, en la sociedad en la que vivimos y que nos afecta. Hace una especie de colonoscopia del poder, de las alcantarillas de todo esto, e investiga la figura de los que manejan el cotarro político y económico como consecuencia del poder moral. También se plantea qué pintamos nosotros en todo esto: nosotros les votamos, les jaleamos y les aplaudimos. Sabemos que son unos chorizos y volvemos a jalearlos. Es una reflexión sin intención de pontificar ni enseñar a nadie cómo tiene que vivir poniendo delante de nuestras narices un espejo en el que de un modo u otro todos nos reconocemos.

- Representar una obra de David Mamet escrita para que la protagonizara Al Pacino. Un lujo, ¿no?

-Es un texto formidable con un personaje riquísimo porque tampoco es de una pieza. Como todos los grandes autores hace personajes complejos y tiene sus variantes. Es un regalo de personaje. Y lo más importante es que un personaje esté bien construido, lo demás es accesorio.

- ¿Es cierto que su interpretación le gustó más al autor que la de Al Pacino?

-No me atrevo a decir tanto, el representante de Mamet vino al estreno y me dijo que le iba a contar lo que había visto. Me mandó una carta felicitándome por el trabajo junto a una pulsera de plata de regalo. Según el comentario del representante, parece ser que nuestro trabajo está más cerca de lo que el autor quería de lo que se estaba haciendo en Broadway, pero yo no me atrevería a decir tanto. El primer fan de Al Pacino soy yo.

- ¿Cuál es la esencia de los textos de Mamet?

-Es un cronista o testigo de su tiempo muy lúcido, en la línea de los grandes clásicos americanos como Miller, O'Neill o Williams. Es un tipo que tiene la grandeza de no ir con el proselitismo y de crear unas peripecias dramáticas interesantísimas que nos ponen un poco al tanto de lo que nos importa y nos ocurre.

- ¿Cómo va la gira?

-Lleva más de dos años y... perdón por la inmodestia, pero de puta madre, esa es la palabra.

- ¿Cómo se siente uno tras más de sesenta años en el escenario?

-Sé que cuento con la fidelidad de un número de personas que se interesan por mi trabajo. Me siento muy contento y muy agradecido.

- Dicen que hablar de uno mismo es de mala educación pero, ¿cuáles son las claves de la interpretación de José Sacristán en "Muñeca de porcelana"?

-No te sabría decir, hacer que la gente se lo crea. O tiene uno la capacidad de transmitir estados de emoción o no. Y cuando tienes un personaje como este, desde luego hacerlo mal es de cárcel. Creo tener los recursos físicos, vocales e intelectuales para ello, así me lo viene reconociendo el público y la crítica.

- El guion de la obra se puede cambiar pero, ¿y el de la realidad? ¿Hay alguna varita mágica?

-No hay varas mágicas. Es una cuestión de educación de todo, de tener una sociedad que sea capaz o no de neutralizar ciertos comportamientos. No hay varas mágicas ni muchísimo menos. Es trabajo, educación, estudio, conciencia y un cierto grado de honradez, a ser posible.

- Vuelve a Zamora. ¿Qué recuerdo guarda de la ciudad?

-Me gusta Zamora. Me identifico mucho con esta Castilla. No quiero hacer agravios comparativos pero hay ciudades como Soria, León o Zamora a las que uno va a peregrinar, no va de visita. Estoy deseando volver a Zamora porque tengo grandes paseos alrededor de vuestro maravilloso románico.

- Proyectos en cartera.

-Seguimos con "Muñeca de porcelana", hay uno u otros dos trabajos por ahí, tengo por estrenar una película y estoy en conversaciones para una serie de televisión. En fin, ahí seguimos .

- Y para rato.

-No lo sé. Ya son muchos pero mientras me siga gustando mi trabajo, pueda elegir y me siga divirtiendo, aquí seguiremos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine