10 de enero de 2018
10.01.2018
Antonio Rodríguez González | Impulsor de la Plataforma Afectados por la Nevada AP-6

Antonio Rodríguez: "Debería estudiarse la retirada de la concesión de la autopista"

"El Estado es responsable, tiene que vigilar a la empresa que no aplicó un plan invernal"

10.01.2018 | 00:05
El abogado Antonio Rodríguez, en su despacho zamorano.

Más de 200 personas se adhirieron en tan solo una hora desde su creación a la Plataforma de Afectados por la Nevada AP6, todo un récord que ilustra el enfado de los miles de usuarios de la autopista Adanero-San Rafael que comunica Castilla y León con Madrid. Más de 15 horas encerrados en sus vehículos por la inoperancia de la concesionaria ante un temporal que estaba previsto, pero del que ni la Dirección General de Tráfico (DGT) informó en tiempo y forma, según el abogado zamorano Antonio Rodríguez González que lo sufrió en primera persona durante 15 horas y a impulsado la Plataforma desde su despacho DyR Abogados.

-La Plataforma Afectados por la Nevada AP6 surge de forma espontánea, en el mismo tramo del viaducto Los Arenales, donde se encontraba usted con su vehículo soportando el colapso de tráfico por el temporal de nieve. ¿Surge con el cabreo del momento?

-Sí, en las redes sociales yo voy haciendo comentarios para que la gente recabe pruebas que puedan ayudar a ganar las reclamaciones y me acaban preguntando si soy abogado. Cuando digo que sí, comienzan a lloverme preguntas por Twitter sobre qué hacer y algunos de mis twits llegan a tener 170.000 interacciones (usuarios que los leen). Surge así el crear la Plataforma, cuyos casos se analizarán uno por uno, se encargará mi compañero José Hernández.

-Usted había aconsejado a los afectados guardar el recibo para poder justificar que estaban allí y reclamar. Cuando la concesionaria, Iberpistas, decide abrir el peaje y no cobrar, ¿qué opción les quedaba?

-Ya no se podían coger recibos. Algunas personas intentaron conseguir hojas de reclamación, pero no lo lograron, aunque era obligación de la empresa facilitarlas, ni les emitieron ningún tipo de documento acreditativo de que estaban allí. Les dije que sacaran fotos identificativas del vehículo y del lugar con algún punto de referencia o elemento significativo que no dejara lugar a dudas de que estaban en la autopista.

-¿Ese levantamiento de barreras fue premeditado para no pagar reclamaciones?

-Claro, si nos lo hubieran cobrado, hubiéramos podido demostrar que estábamos allí.

-Al margen del daño que supone, la angustia, de estar 15 horas atrapados, ¿qué se puede reclamar?

-Siempre que se da una situación perjudicial está el daño emergente, que son los producidos y acreditables, por ejemplo, si el vehículo se desvía por la nevada, se golpea contra la barrera y causa un rayón, tendrán que indemnizar por esos daños; otro perjuicio es el lucro cesante, aquello que yo iba a hacer u obtener y no pude por causa de este hecho, como, por ejemplo, un hombre que tenía billete de avión a Lima y no ha llegado, ha tenido que dormir en un hotel, comer y sacar otro billete más caro, esos perjuicios se reclaman.

-Y el que pierde su tiempo, no pudo llegar a casa cuando preveía, ¿qué puede reclamar?

-El resto solo hemos pasado la incertidumbre, el sufrimiento de estar allí, que es impagable, pero de algún modo hay que cuantificarlo, cualquier cantidad será escasa, la angustia no se paga con nada. Habrá que determinar parámetros para ver el daño moral, valorar elementos intangibles. En el caso de la nevada de Burgos de 2004, el Tribunal Supremo valora ese daño moral en 150 euros, es una referencia. Había enfermos que precisaban una medicación en esas horas y no pudieron tomarla..., ¿cuánto vale lo sufrido?. Allí no apareció nadie a decirnos si necesitábamos algo, agua, lo que fuera, nada.

-El daño psicológico, esa tensión, ese miedo, rodeados de nieve y en mitad de una tormenta..., nadie lo puede pagar, no pueden ir al forense, ¿cómo se valora?

-Tenemos que seguir los criterios de la sentencia del Supremo sobre el caso de Burgos. La generalidad recibiremos una cantidad simbólica que no resarcirá el verdadero daño, pero tendrá un gran valor moral. Alguna plataforma está diciendo que se podrá llegar a los mil euros, es falso, una verdad a medias, el señor del billete cobrará más, pero son casos puntuales.

-Aunque la indemnización sea escasa, ¿anima a seguir adelante con las denuncias?

-Sí, a mí me tendrá que pagar 100 o 200 euros, una cantidad pequeña, pero eso multiplicado por 4.000 afectados ya no da igual. Además, tendremos la satisfacción personal, moral, de que se ha sancionado económicamente a quien nos hizo pasar por aquello.

-¿Es una forma de hacerle pagar la falta de responsabilidad a la concesionaria?

-Sí, se le debe exigir que tenga medios suficientes, tendría que ofrecer un servicio de excelencia porque me cobra cada vez que transito por la autopista una cantidad importante y tiene unos beneficios de 65 millones anuales. No me vale que digan que nos tendríamos que haber quedado en casa, en invierno es una evidencia que nieva y usted no tiene una autopista solo de verano.

-¿El Gobierno debería tomar medidas respecto de la adjudicataria?

-Sí, debería no solo abrir el expediente a la empresa sobre la gestión, si los compromisos de gestión y mantenimiento los cumple, y si podría conllevar la retirada de la concesión, llevamos 60 años pagando esa autopista con prórrogas en base a supuestas inversiones y mejoras de servicio, que tal y como estamos viendo no han existido.

-Lo mismo que el ciudadano debía saber que iba a nevar, la concesionaria también y no tuvo previsión.

-Es falso, yo miré en la página de la DGT antes de salir y no había ningún tipo de advertencia, solo dos carteles de máquinas echando sal, lo normal. Yo llevaba mis cadenas, pero no sirvió porque no existía ninguna zona habilitada dentro de la autopista, antes de que entrara en la nieve de lleno y no puedo parar a ponerlas en cualquier parte porque es peligroso. Cuando pude bajar del coche a ponerlas, no me sirvieron para nada. Quien tenía la obligación de coordinar esto, no lo hizo. Por la N-VI se circulaba, se podía salir, y transcurre paralela a la autopista.

-¿Hay una negligencia clara de la empresa?

-Entiendo que sí, y de quien tiene la obligación de vigilar su actuación, obviamente, el Estado.

-¿Habrá que reclamar a la empresa la movilización de la UME y de la Guardia Civil, coste importante para el Estado?

-Entiendo que es razonable.

-No es la primera vez que le ocurre esto en este mismo punto.

-Hace unos quince años pasé una nochevieja atrapado en el mismo viaducto, comí las uvas en el coche y llegué a casa a las seis de la mañana. Llueve sobre mojado, la nevada del sábado no tenía la entidad suficiente como para llegar a esta situación. Cuando empecé a ver nieve había dos centímetros; dos horas más tarde, unos cinco; y a las seis de la mañana, cuando salgo de la autopista, cerca de 20. La ventisca iba aumentado la acumulación.

-¿Y todo eso sin medios para retirarla?

-Solo vi un quitanieves y dos operarios con una pala, si se hubieran tomado medias eso no hubiera ocurrido. Vimos que alguien organizaba, que alguien sabía dónde iba cuando la UME toma el mando, la gestión había sido nefasta hasta entonces.

-¿Al Estado habría que darle un "zasca" por tardar tanto en incorporar a la UME?

-Tiene una responsabilidad clarísima, debería existir un plan de viabilidad invernal estos supuestos y el Estado debe aprobarlo. Mariano Rajoy dio la respuesta en 2009 cuando dijo que en España todo el mundo sabía que iba a nevar menos la ministra. Aquí pasó lo mismo, pero el verbo dimitir no lo sabemos conjugar en España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.